La tecnología, clave para el sector judicial

La tecnología va mucho más rápido que el derecho, en este sentido, mientras se están creando normas para atacar los delitos, las bandas criminales están desarrollando otro tipo de tecnología para burlarlas.

Con la aprobación de la ley 906 de 2004 que trajo consigo el sistema acusatorio y partió el sistema judicial en dos, las personas que eran juzgadas y querían mostrar pruebas legalmente efectuadas por peritos privados obtuvieron ese derecho; acciones que antes eran posibles únicamente a través del Estado

Es así, como aparece en Colombia Adalid Corp., una firma de servicios técnicos y jurídicos, con alta especialización en nuevas tecnologías en procura de no amparar la impunidad, hasta dejar un margen mínimo de error y contrarrestar los abusos informáticos

Esta es una empresa con 200 forenses expertos a nivel mundial, entre grafólogos, médicos, topógrafos, fotógrafos, entre otros, que presta un servicio integral orientado en tres verticales del negocio: acústica forense, Seguridad Informática, Asuntos Legales y Temas Forenses, que cuentan con toda la plataforma legal y un capital humano especializado en probatoria digital, soportados por el andamiaje jurídico

“La tecnología va mucho más rápido que el derecho, en este sentido, mientras se están creando normas para atacar los delitos, las bandas criminales están desarrollando otro tipo de tecnología para burlarlas. Adicional a esto, los medios y las comunicaciones crecen de forma ávida, lo cual se convierte en un reto para los Estados y la justicia colombiana que debe estar a la vanguardia en estos avances y así poder crear los medios probatorios válidos en cada dispositivo que lanzan al mercado” afirma Andrés Guzmán, C.E.O de Adalid Corp

Andrés Guzmán Caballero, abogado magister, con especialización en nuevas tecnologías, es docente en posgrados de pruebas técnicas, inspección judicial, delitos de alta tecnología, manejo legal de evidencias digitales, cadena de custodia en e-evidence de la Universidad Autónoma de Madrid, Universidad del Rosario, Universidad Libre, la Universidad de los Andes, entre otras. Además es reconocido como socio estratégico de las mejores firmas de abogados de Latinoamérica

Adalid Corp. emplea tecnología de Estados Unidos, inglesa, española y de aliados estratégicos en Colombia para sus laboratorios de pruebas técnicas, Acústica Forense y de Evidencias Digitales. En el primero, investigan interceptaciones telefónicas, llamadas y grabaciones, por medio del cotejo biométrico de voz y de un equipo de análisis fonético, que fue usado para el caso de SIGIFREDO LOPEZ, dando los mismos resultados que eL F.B.I y probando que en Colombia tenemos equipos y tecnología de punta en materia forense

Por otro lado, el laboratorio de Evidencias Digitales es clave para el análisis de pruebas de procesos judiciales en computadores, equipos portátiles, y cualquier dispositivo que funcione digitalmente. Para cada uno de los procesos judiciales analizados en estos laboratorios, la compañía garantiza el 100% de validez, debido a su cumplimiento con toda la normativa de estándares nacionales e internacionales para el manejo de evidencias, además de contar con la certificación de Certicámara, la compañía más grande del país en esta materia

En cuanto a la tecnología que se emplea para este tipo de laboratorios, que es adaptada con el equipo de desarrolladores de software local, la firma cuenta con hardware de gran magnitud y sistemas de almacenamiento que superan los 100 TB. Además de esto, existen maquinarias de gran potencia, procesadores de doble núcleo y memorias de más de 32 GB, con posibilidad de analizar además de computadores, teléfonos móviles, ipads, ipods, llegando a recuperar información relevante aun después de formateados

Estos laboratorios han hecho parte de importantes y conocidos casos jurídicos en el país, entre los cuales existen desde extorsiones o difamación por internet, hasta temas de seguridad como las chuzadas del DAS, el cotejo de voces del caso de Sigifredo López, todos las pruebas técnicas de la defensa del caso Colmenares, y el análisis de evidencias de los computadores de Raul Reyes, entre otros

Este tipo de procesos le ha otorgado grandes oportunidades a Andrés Guzmán, C.E.O de Adalid Corp., como lo ha sido la invitación que recibió de la Universidad Autónoma de Madrid, para ser profesor sobre el funcionamiento del laboratorio forense como pionero en su campo en Latinoamérica, convirtiéndose en modelo para la academia europea

El gran reto de Adalid Corp. apunta al crecimiento en América Latina, enfocado en los mercados de Panamá y Perú gracias al surgimiento de forma acelerada que están experimentando sus sistemas acusatorios, lo que permite evidenciar que la investigación forense tomaría un importante auge en estos países

Además, encuentra un desafío interesante y es “la falta de preparación académica en la justicia colombiana, sobre herramientas en materia tecnológica y legal para poder llevar casos a juicio; sin embargo, a medida que lleguen nuevas tecnologías al país, las universidades y el Estado podrá seguir avanzando en este sentido”.

Cargando