El cambio del nombre del aeropuerto El Dorado no tiene mayor impacto en la aeronavegabilidad: Opaín

El cambio de nombre que se hizo al aeropuerto de Bogotá no representa mayor impacto en la carta de aeronavegabilidad a nivel internacional.

El cambio de nombre que se hizo con la expedición de la Ley 529 del 2012, al aeropuerto El Dorado de Bogotá, y que en adelante se llamará "Aeropuerto Internacional El Dorado Luis Carlos Galán Sarmiento", no representa mayor impacto en la carta de aeronavegabilidad a nivel internacional

La afirmación la hizo el Secretario General de Opaín, Rafael Low, quien manifestó que a nivel aeronáutico o de referencias internacionales del aeropuerto no representa una variación circunstancial toda vez que la sigla IATA, que es el código de aeropuertos con el que se identifica El Dorado, seguirá siendo BOG, en alusión a Bogotá", sostuvo Low

Agregó, que en estos momentos cuando Opaín se encuentra en la etapa final de la construcción de la nueva edificación internacional, realmente el impacto que se pueda producir es mínimo o poco apreciable

El secretario de Opain dijo que con el nuevo nombre no hay cambios porque tiene el mismo nombre referencial con que la comunidad los conoce. Finalmente, Low explicó que con la expedición de Ley lo que se hace es conciliar los dos nombres que históricamente ha tenido el aeropuerto, el primero El Dorado, creado por un decreto en el año 59 y sancionado en ese momento por el presidente Alberto Lleras Camargo y posteriormente Luis Carlos Galán Sarmiento, derivado de Ley de Memoria Histórica sancionada en nombre del dirigente político

Agregó que con esta norma lo que se hace es conciliar los dos nombres y dejarlo aeropuerto "El Dorado Luis Carlos Galán Sarmiento", el cual a nivel aeronáutico y de referencias internacionales no representa ninguna variación circunstancial.

Cargando