“Matoneo”, indisciplina y vandalismo en brigada del Ejército

Caracol Radio tuvo acceso a una serie de videos grabados con celulares por soldados que presenciaron los hechos en instalaciones de la Primera Brigada del Ejército, en Tunja.

Caracol Radio tuvo acceso a una serie de videos grabados con celulares por soldados que presenciaron hechos de “matoneo”, vandalismo e indisciplina en instalaciones de la Primera Brigada del Ejército, con sede en Tunja, Boyacá. Los hechos se presentaron en la última semana de abril, e involucran a un grupo de uniformados quienes, en un inexcusable y prolongado descuido de los oficiales a cargo, protagonizan acciones que el Ejército ha tratado de minimizar desde que familiares de algunos soldados involucrados contactaron a Caracol Radio para denunciar los atropellos a los que fueron sometidos los jóvenes militares

Uno de los videos revela un episodio de “matoneo” en el que varios soldados golpean e insultan a un compañero de raza negra. El soldado es atacado en repetidas ocasiones por un grupo de por lo menos cinco compañeros que usan como arma cobijas de dotación enrolladas y repletas de objetos contundentes. La víctima resulta herida, pero se abstiene de denunciar la agresión ante sus superiores debido a que, como las familias de los soldados relataron a Caracol Radio, en la Brigada impera una estricta ley del silencio, y quien se atreve a desconocerla es víctima de represalias que van desde el robo de objetos personales hasta nuevos y más violentos ataques

Otro de los videos presenta a un soldado que es atacado por dos compañeros mientras duerme. Lo que en un principio parece ser nada diferente a una pesada broma, se convierte rápidamente en un acto de violencia

Los soldados arrastran el camarote donde duerme el compañero de un lado a otro del dormitorio, estrellándolo contra las paredes. Todo termina con la caída del soldado de la parte superior del camarote y con un elemento adicional de humillación: no solo se le advierte de no denunciar, sino que se le obliga a limpiar los rayones que produjo en el piso el movimiento de su cama

Caracol Radio también tiene en su poder un video con una escena verdaderamente degradante: un soldado, con la pantaloneta a la altura de las rodillas, es obligado a arrastrarse por el piso enjabonado del dormitorio, de una pared a otra, para limpiar con su trasero la superficie. Todo se produce en medio de burlas y mediando la risa nerviosa de la víctima, quien sabe que debe tomar de la mejor manera la situación para no exponerse a más humillaciones

No son los únicos videos en poder de Caracol Radio. Otro puñado de registros muestra a soldados en actos de abierto vandalismo, destruyendo las instalaciones, acabando con elementos musicales de la banda de guerra y pateando armarios y otros muebles de los alojamientos. A pesar del ruido que se produce, en momento alguno se presentan los oficiales para controlar los desmanes

Algunos de los familiares que contactaron a Caracol Radio, preocupados por la suerte de sus seres queridos, denunciaron agresiones aún más delicadas. Tal es el caso de un soldado golpeado y maltratado al que la Primera Brigada remitió a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía de Tunja el 26 de abirl (donde puso la respectiva denuncia) y, posteriormente, a Medicina Legal, Dirección Regional Oriente, en la que se le dio incapacidad médico-legal provisional de ocho (8) días. Este es el único hecho oficialmente denunciado, y todo en virtud de la queja de las familias, quienes manifestaron su descontento y anunciaron su decisión de acudir a los medios de comunicación

Solo entonces el Ejército destinó una comisión de la Inspección General para que investigara las denuncias que hoy hace públicas Caracol Radio. De igual manera, hace una semana, frente a la inminencia del escándalo, el comandante de la primer Brigada formó a sus hombres y les dio instrucciones precisas de qué decir frente a posibles cuestionamientos. A los soldados se les pidió que, frente a cualquier pregunta sobre los hechos, debían bajarle el tono al asunto y referirse a los maltratos y a la indisciplina como “chanzas entre compañeros”

Caracol Radio consultó la opinión del Ejército sobre estos hechos y el comandante de la Primera Brigada del Ejército en Tunja, coronel Rubén Alonso Mogollón, manifestó que ya son motivo de investigación

Manifestó que tenían conocimiento de los actos de indisciplina, especialmente luego de que un uniformado fue golpeado en la cabeza tras un juego denominado ‘el carrito’, en el que los soldados mueven un camarote con una persona acostada y lo estrellan contra las paredes. Señaló que el joven que resultó herido fue llevado al hospital por la institución y le dieron ocho días de incapacidad y ante los hechos se iniciaron las investigaciones del caso

El comandante dijo que en estos hechos hay involucrados entre 8 y 10 soldados, pero aseguró que los uniformados realizan estos actos “con el ánimo de divertirse” y todos son buenos amigos

Cargando