Periodista amenazado no ha salido de su región por falta de recursos

El periodista Bladimir Espitia recibió amenazas tras publicar en Internet un video sobre el violento desalojo de unos campesinos en la zona de la represa de El Quimbo, en el Huila

El periodista Bladimir Espitia, quien recibió diversas amenazas de muerte tras publicar en Internet un video sobre el violento desalojo policial de unos campesinos en la zona de la represa de El Quimbo, en el Huila, dijo que no ha salido de su región porque no tiene dinero ni a donde ir

Espitia agradeció las gestiones de la Federación para la Libertad de Prensa, Flip, pidiendo su protección, y dijo que solo al caer la tarde del viernes recibió una llamada del ministerio del Interior diciéndole que se dirija a Bogotá y le dan una cita el lunes o el martes

"Me dio risa, pero no tengo cómo salir de mi casa, estoy amenazado y me piden que me vaya a Bogotá por unos medios que no tengo, a ver qué pasa de acá al martes", sostuvo. Manifestó que luego recibió una llamada de una organización de derechos humanos, que para ayudarle le pidió que hiciera una denuncia en la personería municipal y ya con el certificado podrían colaborarle

"Me dicen eso un viernes al anochecer, cuando ya no hay despachos y me toca esperar hasta el lunes porque si no hay papel no pueden hacer nada. Entre hoy y el lunes me pueden matar y el culpable soy yo por no tener el papel", dijo

Espitia relató que entre las llamadas amenazantes le han dicho que es enemigo de la fuerza pública y que se ha destapado porque el video se lo pagó la guerrilla de las Farc. "Soy un comunicador, un periodista comunitario, un defensor de los derechos humanos y eso me deja satisfecho. Muchos están contentos de ver lo que he hecho, pero muchos son los que no quieren que yo viva para continuar", agregó

El realizador de audiovisuales dijo que no tiene alternativa distinta a la de estar cerca de su familia, cuidándose, sin salir de la casa. Y reafirmó que no ha salido de su región porque no tiene con qué ni alternativas para llegar ni a Bogotá

Cargando