Indígena arhuaco no reconoce a sus hijas por ser trillizas

La madre no tiene los recursos necesarios para el sustento de las menores, que se encuentran en el Hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar.

Por la creencia y la ignorancia de un hombre indígena arhuaco, desde hace 60 días, lo que podría haber sido felicidad, se ha convertido en un dolor de cabeza

En la Finca San Pedro, de Pueblo Bello Cesar; Glenis Cenith Zapata Niño, con 35 semanas de embarazo, le comenzaron los dolores de parto, ante la distancia con el Hospital de Pueblo Bello, decidió que su padre, Pablo Zapata, Arhuac,o con ciertos conocimientos de medicina le atendiera el parto en la finca

Glenis se preparó para el momento y comenzó a pujar con fuerza y la felicidad no se hizo esperar llegó una hermosa bebe; pero seguía con dolor, don Pablo esperaba que saliera la placenta, entonces vio que venía otra bebe, pero la sorpresa sería mayúscula cuando llego la tercera. A las bebes les llaman: Kelly, Keila y Kenny Zapata Niño

El padre de las trillizas, Luis Daniel Torres, un arhuaco raizal, al conocer la noticia reaccionó diciendo que una de las niñas es su hija, que las otras dos son de otro hombre, “los arahuacos solo engendramos un hijo”, poniendo en entredicho la fidelidad de su mujer

La madre no tiene los recursos necesarios para el sustento de las menores, que se encuentran en el Centro de Recuperación Nutricional del Hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar

Cargando