Destituido patrullero de la Policía por tortura en el sur de Bogotá

En estado de indefensión, el uniformado, presuntamente con otros miembros de la Policía, maltrató física y psicológicamente al capturado.

La Procuraduría General de la Nación sancionó con destitución e inhabilidad por 15 años, al patrullero de la Policía, Alexander Ortiz Achagua, por incurrir en tortura cuando prestaba sus servicios en la Séptima Estación de Bosa, Bogotá

La investigación indica que el uniformado capturó a un ciudadano quien se habría enfrentado físicamente con los integrantes de la Patrulla Piamonte 2 en donde él era integrante y, estando esta persona en estado de indefensión, el uniformado, presuntamente con otros miembros de la Policía, maltrató física y psicológicamente al capturado.

Según el órgano de control, el detenido recibió golpes, principalmente en la cara, hasta que perdió el sentido y fue necesario reanimarlo arrojándole agua fría para seguirlo agrediendo

También se precisa que el castigo se dio porque momentos antes en plena vía pública había sostenido una riña contra los miembros de la Policía que trajo como consecuencia las lesiones en contra del patrullero Ortiz Achagua y el subintendente Gabriel Antonio Bohórquez Silva

Se estableció que el ciudadano sí fue lesionado dentro de las instalaciones de la Séptima Estación de Policía de Bosa, y que uno de los uniformados que lo agredió fue el patrullero Ortiz Achagua

“No solo en lo que respecta a las condiciones de detención, sino también al tratamiento individual necesario como consecuencia de dichas condiciones para lograr el bienestar general de los que están bajo su seguridad”, explicó la Procuraduría

Cargando