Investigación por narcotráfico permitió desmantelar clínica de abortos en Bogotá

En cuanto a la investigación por el reclutamiento de mulas del narcotráfico, la mujer no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía.

Una investigación del CTI de la Fiscalía contra una red de narcotráfico fue la que permitió detectar y desmantelar una clínica de abortos en Bogotá, bajo el nombre de Ecomarly. Durante la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos en contra de Deirys Doralba Anaya Sánchez, presunta responsable de los delitos de concierto para delinquir y tráfico de estupefacientes, se conoció el caso. Según el Fiscal del caso, por medio de las interceptaciones telefónicas legales que se adelantaron contra los integrantes de la red encargada de reclutar mulas para el envío de drogas ilícitas a Israel, países bajos entre otros, se logró identificar la clínica de abortos que se dedicaba a la venta de bebés. "Estas conversaciones permitieron establecer la existencia de una clínica clandestina dedicada a hacer abortar a las mujeres, diciéndoles que el feto presentaba malformaciones, las convencían para que se practicarán el aborto en avanzado estado de gestación, les salvavan la vida y vendían a los bebés", precisó el Fiscal. Añadió que contra Anaya Sánchez ya existe una orden de captura por este caso derivado y que en las próximas horas ante un Juez de Garantías tendrá que responder por su presunta responsabilidad en este centro médico clandestino. En cuanto a la investigación por el reclutamiento de mulas del narcotráfico, la mujer no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía, organismo que pidió su medida de aseguramiento.

Cargando