Fallo que prohibió el referendo reeleccionista señala que Uribe no puede volver a ser candidato

El fallo de 500 hojas señala que definitivamente con el referendo reeleccionista se pretendía sustituir la Constitución política.

Después de nueve meses la corte constitucional notifico el fallo que tumbo la convocatoria de un referendo que le daría la posibilidad al presidente Álvaro Uribe de acceder a una segunda reelección

En una sentencia de 500 hojas plasmo el sustento jurídico de la determinaciónEn esta sentencia se señala que definitivamente el presidente Álvaro Uribe no puede volver a ser candidato ya que dice la corte textualmente “la persona que ha desempeñado el cargo en la única oportunidad permitida, o que haya completado el tope de los períodos constitucionalmente autorizados, es inelegible para el mismo cargo y no tiene garantizada jurídicamente la posibilidad de aspirar otra vez, por lo cual no puede ser reelegido”

Explica que sea que jurídicamente se impida la reelección de un ciudadano después de haber ejercido un período o varios, la imposibilidad de aspirar una vez más se inscribe dentro de una figura jurídica conocida como de inelegibilidad, siendo del caso destacar, para lo que ahora interesa, la prohibición del sufragio pasivo, es decir, la prohibición de ser candidato

En conclusión dice la corte que cuando el presidente culmina los mandatos constitucionales autorizados se le prohíbe candidatizarse y buscar otro periodo para volver como presidente

Otro de los puntos principales es que si hubo sustitución de la constitución ya que la extensión del mandato presidencial suscitaría controversias en torno la separación de poderes, el sistema de frenos y contrapesos previsto en la Constitución

Dice que desdibujaría las características del régimen presidencial colombiano, que supone la acumulación de importantes poderes nominadores, normativos, presupuestales y de otra índole en la figura del Presidente, los cuales resultarían reforzados, en detrimento de la independencia de las otras ramas del poder público, debido a la posibilidad de un mandato presidencial de doce años

La Corte señala que la sustitución implica la franca oposición entre lo nuevo y lo anterior en la medida en que, so pretexto de la reforma, la Constitución es transformada en otra “completamente distinta” que, por ejemplo, sirva de base a una forma de organización política opuesta, como cuando se cambia la república por la monarquía, la democracia por la dictadura o el Estado de Derecho por el totalitarismo

Otro de los puntos fundamentales es que cuando la ciudadanía participa en la convocatoria de un referendo actúa como órgano constituido y, por ende, con poder limitado, es decir cuando es llamado a que “exprese su afirmación o su negación a una propuesta de reforma a la Constitución

Dice la corte que en estos casos el pueblo no obra como constituyente primario y su poder tiene límites materiales, pues la facultad de reformar la Constitución no contiene la posibilidad de derogarla, subvertirla o sustituirla en su integridad”, Dice que por mas firmas y mayoría que haya… la voluntad popular no tiene un valor superior a los procedimientos señalados

En efecto, desconocer la importancia de los procedimientos establecidos para la adopción de las decisiones representa una desviación común, defendida por quienes no defienden un entendimiento normativo de la democracia dice la corte

Termina la sentencia “como el sistema presidencial adoptado en la Carta de 1991 funciona a partir de la fijación de un máximo de tiempo permitido a una sola persona para ejercer la primera magistratura, la segunda reelección quebranta y sustituye la Constitución en todos los casos, pues siempre desbordaría ese límite máximo, ya sea que el tercer período que resultara de su autorización transcurra a continuación de los dos permitidos, siendo, por tanto, consecutivo, o que la segunda reelección se autorice de tal forma que no comporte un tercer período inmediato”.

Cargando