Indígenas retienen a soldados por la muerte de dos miembros de su comunidad

La comunidad indígena retuvo al grupo de entre 12 y 15 soldados e impide que la Fiscalía ingrese a la vereda La Boyera para realizar el levantamiento de los cuerpos.

La zona nororiental del departamento del Cauca, especialmente en los territorios indígenas, volvió a ser escenario de hechos graves de orden público que hasta ahora deja dos soldados, un indígena muerto y cinco miembros de la fuerza pública heridos. Los municipios de Caloto, Jambaló y Toribio, han sido escenario de hechos graves por la presencia de hombres armados al parecer de las Farc que han originado enfrentamientos con los saldos antes anotados. Los integrantes de la guardia de la comunidad indígena Cumbal estaban vigilando su ganado cuando se encontraron con un grupo de soldados en medio de la noche. El nerviosismo de la situación hizo que se iniciara un cruce de disparos que terminó con la muerte de dos de los aborígenes. En Caloto murieron dos indígenas en un enfrentamiento con el Ejército cerca de la controvertida Hacienda La Emperatriz. En Jambaló fue muerto en un hostigamiento un pastor evangélico de la comunidad de Jambaló, y en Toribío un policía y un soldado resultaron heridos en un hostigamiento que duro dos horas. El gobernador encargado del Cauca, Sebastián Silva Iragórri, reconoció que la situación en el nororiente del Cauca es de suma gravedad. Ante la deteriorada situación de orden público, la administración seccional realizó ayer dos consejos extraordinarios de seguridad, uno en Popayán y otro en Caloto, donde se tomaron medidas de diferente índole para contrarrestar el accionar de las Farc en la región. En los municipios afectados, se reforzó la presencia militar y policial. De otra parte, la comunidad retuvo al grupo de entre 12 y 15 soldados e impide que la Fiscalía ingrese a la vereda La Boyera para realizar el levantamiento de los cuerpos. El comandante del Grupo Cabal del Ejército, coronel Marco Vinicio Mayorga, pidió calma a los cerca de 500 indígenas que se encuentran en el lugar y dijo que para desarrollar la investigación de los hechos es necesario que se permita la salida de los uniformados. El oficial insistió en que se permita la salida pacífica de los soldados y el ingreso de la fiscalía para realizar las correspondientes diligencias judiciales en el lugar.

Cargando