Canciller intentará evitar deterioro vínculo entre pueblos Ecuador y Colombia

La canciller ecuatoriana, María Isabel Salvador, admitió que las relaciones con Colombia se verán afectadas tras el último incidente fronterizo, aunque aseguró que tratará de evitar que se lesionen los vínculos sociales y comerciales entre los pueblos de los dos países.

La canciller ecuatoriana, María Isabel Salvador, admitió que las relaciones con Colombia se verán afectadas tras el último incidente fronterizo, aunque aseguró que tratará de evitar que se lesionen los vínculos sociales y comerciales entre los pueblos de los dos países. "Estos hechos que Ecuador rechaza por la violación de su soberanía, probablemente afectarán estas relaciones", contestó Salvador a la pregunta de si se deteriorarían las relaciones económicas bilaterales, en una rueda de prensa celebrada en el Palacio presidencial de Carondelet, en el centro histórico de Quito. No obstante, dijo que la Cancillería ecuatoriana evaluará la situación "para evitar, de alguna manera, que esos proceso de las sociedades, de los pueblos, de los vínculos entre los pueblos, no se vean afectados". Por otra parte, remarcó que el proceso de regularización de colombianos residentes en Ecuador (se calcula que medio millón) no se verá empañado por la situación de tensión entre los dos países. Recordó que los problemas fronterizos con Colombia no son nuevos, y que en el pasado se han registrado problemas, pero no como los del pasado sábado, cuando las fuerzas militares colombianas bombardearon una zona ecuatoriana para atacar a rebeldes de las FARC. Esa operación, en la que murió uno de los máximos líderes de las FARC, "Raúl Reyes", ha provocado una aireada protesta del Gobierno de Ecuador, que expulsó al embajador colombiano en Quito, Carlos Holguín, y retiró al suyo de Bogotá, Francisco Suéscum. La canciller ecuatoriana se lamentó de que el suceso se haya producido cuando los dos países trabajaban en una agenda de reuniones, con la que pretendían mejorar la frágil relación bilateral, en especial en el campo económico y comercial. Sobre los incidentes ocurridos en el pasado, la canciller dijo que Colombia no ha dado respuestas y señaló que Ecuador, incluso, tiene pendiente una demanda contra Bogotá, ante el Tribunal de Justicia de La Haya, por los efectos nocivos para su país por las aspersiones antidrogas aéreas colombianas en la zona fronteriza. Asimismo, recordó que con Colombia, Perú y Bolivia, Ecuador trabajaba en la negociación de una asociación comercial entre la Comunidad Andina y la Unión Europea

Cargando