Organizaciones sociales insisten en el desarme de civiles en Colombia

Luego de la muerte de dos menores de edad en el sur de Bogotá, tras manipular un arma de fuego, se reabrió el debate en el país sobre la posibilidad de adelantar una campaña para el desarme de los civiles. La directora de la organización social Redepaz, Ana Teresa Bernal, dijo que se debe insistir en la aprobación de un proyecto de ley que le otorgue el monopolio de las armas a los integrantes de la Fuerza Pública

Luego de la muerte de dos menores de edad en el sur de Bogotá, tras manipular un arma de fuego, se reabrió el debate en el país sobre la posibilidad de adelantar una campaña para el desarme de los civiles.

La directora de la organización social Redepaz, Ana Teresa Bernal, dijo que se debe insistir en la aprobación de un proyecto de ley que le otorgue el monopolio de las armas a los integrantes de la Fuerza Pública.

En diálogo con Caracol Radio, Bernal hizo un llamado para que se descarte la posibilidad de tener armas de fuego en los hogares.

"La violencia no se combate con más violencia, debemos insistir en el desarme de los civiles, porque corremos el riesgo de sufrir tragedias como las que constantemente se presentan en Estados Unidos, en donde hay libertad para la venta y el porte de armas", señaló la directora de Redepaz.

Hace dos semanas, miles de jóvenes de Bogotá hicieron una gran cadena humana que atravesó la ciudad de sur a norte, exigiendo el desarme en los colegios y en las calles de la capital del país.

Un niño mató de un disparo a su tía, una menor 9 años y luego se quitó la vida

Un niño de 11 años de edad le disparó accidentalmente a su tía, de 9 años, mientras jugaban a los pistoleros. Al ver que la había matado, se propinó una herida mortal con el arma de fuego, que al parecer era de su padre.

El trágico drama familiar se produjo en el barrio Amparo Cañizales, de la localidad de kennedy, en el suroccidente de Bogotá.

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, coronel Rodolfo Palomino, dijo que al parecer el padre salió de la casa y dejó a los menores solos. De inmediato empezaron a jugar con el arma de fuego que estaba en un lugar al alcance de los niños.

El coronel Palomino dijo que el padre había adquirido el arma hacía tres años de manera ilegal y que hoy en día se dedica a oficios varios. El hombre quedó debidamente ubicado por la Fiscalía y existe la posibilidad de que sea detenido en el transcurso de las investigaciones.

Las autoridades dijeron que el dolor que está sufriendo la familia, después de la tragedia, es una muestra más de que es necesario desarmar los hogares colombianos.

Cargando