Habrá respuesta severa si Corea del Norte dispara misil

Japón advirtió hoy a Corea del Norte de que actuará con firmeza ante el eventual lanzamiento de un misil de largo alcance y recordó que el régimen de Pyongyang deberá responder por esa acción ante el Consejo de Seguridad de la ONU

Japón advirtió hoy a Corea del Norte de que actuará con firmeza ante el eventual lanzamiento de un misil de largo alcance y recordó que el régimen de Pyongyang deberá responder por esa acción ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

La crisis del misil norcoreano, que, según los servicios secretos nipones, surcoreanos y estadounidenses, espera listo para ser lanzado en un silo del nordeste de ese país, se cobró este lunes nuevas tensiones y amenazas en la región, donde incluso las bolsas reflejaron este clima de guerra fría, con caídas en Tokio y Seúl.

Como la víspera, de nuevo corrieron los rumores sobre un inminente lanzamiento del misil, un Taepodong-2 de tres fases, basado en la tecnología de los Scud soviéticos y los Nodong norcoreanos, con un radio de entre 3.500 y 6.700 kilómetros, que podrían permitirle alcanzar Alaska, según algunas versiones.

"Esta es una situación muy peligrosa", dijo el embajador norteamericano en Tokio, Thomas Schieffer.

Japón, el país que aparecería como primer objetivo de un hipotético ataque norcoreano con misiles similares, reflejó esa preocupación y esta vez fue el primer ministro del país, Junichiro Koizumi, quien salió a la palestra para advertir a Pyongyang de las consecuencias de tan peligroso paso.

"Confío en que finalmente no se dispare ningún misil. Sin embargo, si eso ocurre, Japón consultará a Estados Unidos y a otros (aliados) y se verá impelido a tomar medidas severas en respuesta", dijo Koizumi en rueda de prensa.

Añadió que Tokio está tratando de convencer a Pyongyang para que abandone esos preparativos, que comenzaron a principios de mes en una plataforma de lanzamiento situada en la localidad de Masudan-ri, en la provincia de Hamgyong Septentrional.

Japón, respaldado por EEUU, ya ha precisado que presentará el caso ante el Consejo de Seguridad de la ONU e invocará la imposición de sanciones económicas si Corea del Norte lanza el misil.

Ayer el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, afirmó que su país reaccionará también con firmeza ante Pyongyang.

"No queremos que ocurra una prueba de misiles fuera de Corea del Norte", dijo Snow en una comparecencia televisada.

El portavoz recordó que Corea del Norte decidió firmar en 1999 por voluntad propia una moratoria en las pruebas de misiles balísticos.

Un año antes había provocado la alerta roja en Japón con el lanzamiento de un Taepodong-1, de medio alcance, que sobrevoló territorio nipón antes de impactar en el mar.

"Esperamos que mantengan esta moratoria", agregó Snow, quien subrayó que Washington también confía en que Pyongyang cumpla la promesa de regresar a la mesa de negociaciones con EEUU, Japón, China, Rusia y Corea del Sur sobre su programa de armas nucleares.

Estas conversaciones están boicoteadas por Corea del Norte desde noviembre pasado, cuando se celebró en Pekín su quinta y última ronda.

Expertos citados por la prensa surcoreana indicaron que la amenaza del misil intercontinental es una arriesgada apuesta de Corea del Norte de cara a esas negociaciones.

Recordaron que el 1 de junio un portavoz norcoreano dijo que "si EEUU mantiene su política hostil y sus presiones, Corea del Norte no tendrá otra opción que llevar a cabo la medida más fuerte para defender su soberanía y derecho a la supervivencia".

Ayer, Pyongyang mostró su disposición a potenciar sus medios defensivos para afrontar cualquier agresión externa.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir