Evo Morales se suma al proyecto "antineoliberal y antiimperialista" de Castro y Chávez

El presidente electo de Bolivia, Evo Morales, señaló hoy a su llegada a Caracas que se suma a la lucha "antineoliberal y antiimperialista", en clara referencia a su adhesión a Cuba y Venezuela frente a Estados Unidos.

El presidente electo de Bolivia, Evo Morales, señaló hoy a su llegada a Caracas que se suma a la lucha "antineoliberal y antiimperialista", en clara referencia a su adhesión a Cuba y Venezuela frente a Estados Unidos.

"Nos sumamos a la tarea de Fidel (Castro) en Cuba y de Hugo (Chávez) en Venezuela para dar respuesta a las necesidades de las mayorías nacionales", dijo Morales en el aeropuerto caraqueño, donde, en mangas de camisa, recibió honores de jefe de Estado.

"Son tiempos nuevos. Este milenio será para los pueblos, no para el Imperio", afirmó Morales, quien también dejó claro que susa objetivos serán "cambiar a Bolivia" y "liberar al pueblo boliviano".

El líder boliviano también destacó que el futuro de su país está unido al del resto de las naciones latinoamericanas a través de una integración libre de tutelajes externos.

Morales, que procedía de La Paz, llegó al aeropuerto de la capital venezolana a las 9.50 hora local (13,50 GMT) en un Airbus de Cubana de Aviación.

Después de cumplir con el protocolo, el presidente electo de Bolivia, que asumirá el cargo el 22 de enero, se trasladó al Panteón Nacional, en Caracas, donde colocó una ofrenda floral ante el sarcófago del Libertador Simón Bolívar y rindió honores al cacique Guaicaipuro.

Allí fue agasajado por una orquesta y coro juveniles que interpretaron los himnos de Bolivia y Venezuela, además de una canción folclórica cantada en lengua aimara.

Morales, poco habituado a los formalismos de las ceremonias oficiales, cumplió el trámite oficial vestido con una sencilla cazadora (campera) verde.

Después se trasladó al palacio de Miraflores, sede del gobierno, para reunirse con Chávez y firmar varios convenios de cooperación.

Un comunicado de la Presidencia venezolana calificó de "estratégicos" esos convenios y precisó que se enmarcarán "en los ámbitos económico, comercial y político".

Momentos antes de la llegada de Morales, Chávez señaló que la victoria electoral de este dirigente aimara, que le convertirá en el primer indio que llega a la presidencia en su país, es una señalal de que "pueblos indígenas retornan del fondo de la Historia".

Aseguró también que la visita de Morales es un eslabón en la "conformación del eje del bien", en contraposición al "eje del mal".

"Ustedes ya saben quién es el eje del mal. El eje del mal es Washington y sus aliados, que amenazan, que invaden, que matan. Nosotros estamos conformando el eje del bien", señaló el presidente venezolano.

Chávez también explicó que hablará con Morales sobre la manera en que Venezuela podrá contribuir a hacer realidad el programa de reformas que el líder boliviano presentó durante la campaña electoral que le llevó a la victoria.

"Vamos a apoyarle modestamente para que se haga realidad lo que Evo ha llamado el rescate de la dignidad de Bolivia", dijo Chávez.

El gobernante venezolano dijo que estuvo leyendo las diez propuestas electorales que hizo Morales y aseguró que hablarán de todas ellas.

Chávez citó la nueva ley de hidrocarburos, la convocatoria a una asamblea constituyente, la ley para las autonomías, el plan de desarrollo productivo, la ley contra la corrupción, la ley de tierras productivas, la seguridad ciudadana, la soberanía social, la transformación educativa y la revalorización de la cultura.

Ambos dirigentes tienen previsto ofrecer una rueda de prensa conjunta al termino de sus actividades oficiales, antes de que el líder boliviano abandone la capital venezolana.

Morales, que el viernes inició su gira en Cuba, viajará desde Caracas a España y luego a Bélgica, Francia, China, Sudáfrica y Brasil, donde el 13 de enero la culminará.

El presidente electo boliviano sólo estará unas horas en Venezuela y al atardecer emprenderá vuelo hacia Madrid donde mañana, miércoles, se reunirá con el presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

Cargando