Fiscalía paraguaya vincula formalmente a las FARC en el secuestro de Cecilia Cubas

La Fiscalía paraguaya vinculó a las FARC en el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, hija del ex presidente de Paraguay Raúl Cubas, en la acusación firme presentada contra 14 de los 26 imputados por el hecho

La Fiscalía paraguaya vinculó a las FARC en el secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, hija del ex presidente de Paraguay Raúl Cubas, en la acusación firme presentada contra 14 de los 26 imputados por el hecho.

El cuerpo de Cecilia Cubas, secuestrada el 21 de septiembre de 2004, fue hallado el 16 de febrero pasado enterrado en una casa de las afueras de Asunción y la Fiscalía acusa del secuestro a dirigentes de una facción del minoritario partido de izquierda Patria Libre (PPL).

"En la acusación estamos ofreciendo como prueba varios correos (electrónicos) que directamente involucran al señor Osmar Martínez con dirigentes de las FARC, específicamente con Rodrigo Granda", afirmó hoy el fiscal Arnaldo Giuzzio.

Martínez, preso desde enero pasado, al igual que la mayoría de los imputados, es considerado por el fiscal como el "cerebro" del grupo que ejecutó el secuestro que conmocionó a este país, pese a que ya se han registrado otros casos similares.

"Los acusados son paraguayos y lo que se quiere demostrar es que ellos pidieron asesoría extranjera. Tenemos comprobado que varios de los acusados viajaron al exterior, específicamente a Colombia", indicó Giuzzio.

El fiscal dijo que Martínez mantuvo fluido intercambio de correo electrónico con Granda, considerado "el canciller" de las FARC, para ser asesorado en las negociaciones con la familia Cubas, que en noviembre de 2004 pagó más 300.000 dólares por su liberación.

En la acusación presentada al juez Pedro Mayor Martínez, la Fiscalía ofreció cerca de un centena de testigos, así como copias de las cuentas de correo presuntamente usadas por Martínez y Granda tras un informe suministrado por la empresa Microsoft a las autoridades de Colombia y Paraguay.

La supuesta vinculación de la guerrilla colombiana en el caso de Cecilia Cubas llevó a las autoridades de Asunción y Bogotá a un fluido intercambio de información para coordinar la estrategia de lucha contra el secuestro.

Cecilia Cubas fue secuestrada el 21 de setiembre de 2004 a unos 50 metros de su residencia de San Lorenzo, municipio cercano a la capital paraguaya, por un grupo armado que interceptó a tiros el vehículo que conducía.

Su cadáver fue enterrado en el interior de una vivienda de Ñemby, también a las afueras de Asunción.

Cargando