Con dos obras el Teatro Arlequín vuelve a sus buenas épocas en el barrio de La Soledad en Bogotá

Renovado y activo el Teatro Arlequín vuelve por sus fueros a la vida cultural de Bogotá. Después de haber sido sala de cine y luego de varias temporadas teatrales, vuelve en este febrero de 2005, con dos obras de teatro, por los aplausos y su interés de posicionarse como una de las salas más importantes de la ciudad

Renovado y activo el Teatro Arlequín vuelve por sus fueros a la vida cultural de Bogotá. Después de haber sido sala de cine y luego de varias temporadas teatrales, vuelve en este febrero de 2005, con dos obras de teatro, por los aplausos y su interés de posicionarse como una de las salas más importantes de la ciudad.

Ubicado en uno de los sectores más santafereños de Bogotá (La Soledad), el Teatro Arlequín fue fundado como sala de cine en 1959. Es un teatro cargado de historia, que ha visto desfilar varias generaciones, y que hace poco estuvo a punto de desaparecer para convertirse en un sitio de parqueo.

El Teatro Arlequín fue una de las primeras salas de cine dirigidas a un público de barrio y por las crónicas de la época se sabe que contó con gran prestigio no sólo en el sector, sino también en toda la ciudad, por la calidad de sus equipos cinematográficos y la comodidad de sus sillas de diseño inglés que aún se conservan.

Con el auge de los centros comerciales, empezó a decaer como sitio de cine, por lo que fue rediseñado para adaptarlo a presentaciones teatrales, musicales y en general para eventos institucionales y empresariales.

En el último año ha sido objeto de una remodelación para mejorar su comodidad y seguridad, así como las condiciones técnicas. En su interior hay un mural del maestro David Manzur, "Los Arlequines" obra de 11 por 3 metros aproximadamente realizada para la inauguración del Teatro, ubicado el la entrada de la sala.

En este primer semestre el Teatro Arlequín trae una programación: "José Dolorcitos" y "la vida está servida"

"LA VIDA ESTÁ SERVIDA"(este fin de semana): Con fino humor, situaciones cotidianas, danza, música hilarante, personajes divertidos y sorpresivas escenas que se suceden dentro de una escenografía surrealista: œLa Mae West, del maestro español Salvador Dalí, esta obra refleja las diferentes facetas de los encuentros y desencuentros entre el hombre y la mujer a través de la historia, y de cómo los valores y las costumbres varían, pero la esencia y el interés por el genero opuesto permanecen intactos. Una obra que habla de cada uno de nosotros.

"JOSÉ DOLORCITOS" (hasta Marzo 16): En uno de los pueblos de nuestra querida Colombia, como reflejo de muchos otros de nuestro país, vive la familia campesina de José Dolorcitos, un niño soñador e inquieto que, como cualquier niño de su edad, tiene una amiga imaginaria, Estrella Esperanza, con quien habla todas las noches y le pide que lo proteja, que lo ayude a él y a su familia, como si fuera su ángel guardián. Es una obra apta para todos los públicos -en particular el infantil- que evoca nuestros campos y destaca valores importantes como son la honestidad, la familia y el amor a nuestro país.

Cargando