Las Cuentas Claras
Las Cuentas Claras

MinEducación formuló cargos a implicados en fraude de Julián Bedoya

Tras ser despedidos de la U. de Medellín e imputados por la Fiscalía, varios profesores del congresista fueron contratados por la alcaldía de Quintero

Julián Bedoya y Daniel Quintero /

El fraude académico para entregarle el título de abogado al senador Julián Bedoya tiene un nuevo capítulo en el Ministerio de Educación, entidad que formuló pliego de cargos a tres exempleados de la Universidad de Medellín el pasado 17 de diciembre de 2021. MinEducación investiga el incumplimiento de las normas estatutarias y reglamentarias relacionadas con los requisitos para otorgar el título profesional de abogado al senador Julián Bedoya Pulgarín.

Se trata del exrector Néstor de Jesús Hincapié Vargas, quien lideró el entramado corrupto para entregar fraudulentamente el título de abogado al senador Julián Bedoya. Hincapié fue imputado por la Fiscalía General y aspira a recuperar la rectoría de la Universidad de Medellín. El exrector es la pareja sentimental de la concejala liberal Aura Marleny Arcila, aliada política del suspendido alcalde de Medellín Daniel Quintero.

La segunda con pliego de cargos se llama Esperanza Restrepo Buriticá, un nombre que no había aparecido en todo el escándalo de este fraude académico pero que, según MinEducación, jugó un papel clave en este entramado que favoreció al senador Julián Bedoya.

  • Escuche el pódcast de #LasCuentasClaras haciendo clic aquí

Finalmente, el exsecretario general de la Universidad de Medellín, Juan Felipe Hernández Giraldo, también imputado por la Fiscalía General. Hernández Giraldo no solo apareció como profesor de algunos exámenes de Julián Bedoya, sino que asumió la absurda defensa del exrector Néstor Hincapié, llegando a asegurar en sus escritos que no hubo nada irregular en la entrega del título de abogado al senador Bedoya Pulgarín.

Tras ser despedido de la Universidad de Medellín, Juan Felipe Hernández fue contratado por la alcaldía de Daniel Quintero, quien premió al profesor con la Secretaría General de la Empresa de Seguridad Urbana, ESU. Esta entidad le fue entregada para su manejo al senador Julián Bedoya, aliado político y amigo cercano del suspendido alcalde Daniel Quintero. El gerente de la ESU, Edwin Muñoz Aristizábal es cuota del cuestionado congresista liberal.

El exsecretario general no solo trabaja en la ESU, sino que también ha suscrito ocho contratos por más de 105 millones de pesos con el Colegio Mayor de Antioquia, institución universitaria que depende del alcalde Daniel Quintero.

Hernández no es el único que cayó parado. John Mario Ferrer Murillo, quien incluyó ilegalmente al senador Bedoya como coautor de una investigación para que este cumpliera con el requisito de trabajo de grado, y fue el evaluador del estudiante Bedoya en todas las pruebas preparatorias, ha suscrito cinco contratos con la Alcaldía de Medellín que suman más de 300 millones de pesos y cuyo objeto es la «gestión jurídica de la Secretaría de Suministros y Servicios».

El otro profesor es Julián Orlando Rendón Toro, personero delegado en la Personería de Medellín desde el 11 de marzo de 2020. A pesar de haber sido imputado por la Fiscalía General por el delito de falsedad ideológica en documento público, Rendón fue contratado como personero delegado en lo penal, pero también ha suscrito ocho contratos con el Colegio Mayor de Antioquia que suman más de 190 millones de pesos.

Para obtener el título de abogado, el senador Bedoya Pulgarín presentó un total de 17 exámenes de octubre del 2018 a febrero del 2019, entre especiales, preparatorios y de suficiencia, e hizo hasta siete pruebas en un mismo día. Aunque comenzó su carrera en 2001, tras haber sido expulsado de la Policía Nacional por robarse una pistola, la suspendió en diferentes periodos y reingresó tres veces a la universidad, la última, en 2018, con un promedio de 2.79.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir