Informe Jorge Espinosa
Informe Jorge Espinosa

¿Qué pasó con el Galeón San José?

En este reportaje de Caracol Radio les contamos las dudas que hay alrededor de una supuesta compra por parte de la Armada.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El 5 de diciembre de 2015 el entonces presidente Juan Manuel Santos les anunció a los colombianos el hallazgo del Galeón San José, hundido en 1708 frente a las islas del Rosario. Casi 6 años después, ya no se habla de rescate, sino de expedición arqueológica, y la última novedad tiene que ver con la aparente compra, por parte de la Armada Nacional, de un vehículo no tripulado para explorar el San José.

En este reportaje de Caracol Radio, les contamos esta historia y las dudas que hay alrededor de esta supuesta compra por parte de la Armada.

Artículo titulado: Colombia adquiere vehículo submarino no tripulado a Saab por 2,2 millones de dólares del portal Infodefensa. / . (Infodefensa)

Hace dos meses la página Infodefensa, un portal que registra comprar militares alrededor del mundo, publicó un artículo titulado: Colombia adquiere vehículo submarino no tripulado a Saab por 2,2 millones de dólares. La nota decía que la compra la había hecho la Armada en mayo de 2021. Decía también que hubo un único proponente, Saab Seaeye, una empresa sueca de robótica electrónica submarina

El vehículo, llamado Rov, se usaría para la exploración del San José. Ese aparato, en teoría, bajaría a ver lo que hay allí, en las profundidades del mar Caribe. La noticia la vio el señor Francisco Muñoz, Veedor del Patrimonio Sumergido de Colombia. Lleva años pendiente de los asuntos del San José. Le pareció extraño el costo, 2,2 millones de dólares, y decidió enviar un derecho de petición a la Armada pidiendo detalles del contrato: los costos del equipo, las especificaciones, qué tipo de Rov, de vehiculo tripulado es. Le contestaron alegando que era información reservada.

El Veedor, al no recibir una respuesta satisfactoria, decidió interponer un recurso de insistencia ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca que debe resolverse pronto. Y pedir dos cotizaciones a la empresa sueca Saab Seaeye. Muñoz le explicó a 6AM de Caracol Radio que hay dos posibilidades.

Según la imagen y la información que hay en Infodefensa. Un Rov que puede bajar hasta los 300 metros, y otro que puede bajar hasta los 1000. El del San José sería el de 1000, porque el Galeón estaría a unos 650 metros de profundidad.

Las cotizaciones enviadas por Saab Seaeye al Veedor decían, básicamente, que el Rov con capacidad para sumergirse hasta los 1.000 metros, con todos los equipos que se le pueden añadir, tenía un costo de 234 mil 400 libras esterlinas. Unos 324 mil dólares. Que por supuesto es menos que 2 millones 200 mil dólares.

Para seguir despejando dudas y para tratar de entender este asunto, buscamos al doctor Rodrigo Pacheco Ruiz, experto en arqueología de profundidad del Centro de Arqueología Marítima de la Universidad de Southampton, en Inglaterra. Le pedimos su opinión sobre el vehículo que aparece en la imagen de Infodefensa, el modelo que puede sumergirse hasta los 1000 metros. "El Rov que se ve en la página es pequeño, y el que está configurado para hacer visitas a 1.000 metros de profundidad costaría unos 300 mil dólares". Le consultamos si, además, este vehículo serviría para inspeccionar el San José: "No, no es un Rov que pueda ser utilizado para hacer arqueología científica a profundidad, como lo pediría el Galeón San José".

Le explicó a 6AM de Caracol Radio que un equipo para esta labor arqueológica es mucho más grande, como un carro. Que las cámaras son más grandes para soportar la presión del agua a esas profundidades y que un día de trabajo podría costar 90 mil libras esterlinas. "Para un trabajo como el del San José, necesita mínimo 3 semanas, pero 4 sería mucho mejor". Este valor también es distinto de los 2,2 millones de dólares gastados, supuestamente, por la Armada. Y añadió: "lo mejor sería que dijeron qué compraron y para qué". Caracol Radio también envió un requerimiento pidiendo información sobre el Rov: qué modelo compraron, cómo se llama el equipo. Qué referencia tiene. Contestaron que era reservado.

En conclusión: hay una dudas razonables sobre el equipo que la armada supuestamente compró, que no es un arma, ni un submarino de guerra, sino un equipo de inspección arqueológica. ¿Por qué esta información es reservada?

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir