¿Por qué chuzar se volvió un negocio?

Analistas consideran necesario que la Fiscalía General presente pruebas y revele nombres de los que contrataron los servicios de empresas “chuzadoras”

En el debate de Hora 20 análisis al hecho de las sorpresivas revelaciones sobre las actividades que desarrollaba una red de ex militares y civiles dedicada a interceptar todo tipo de comunicaciones del fiscal general, funcionarios judiciales, empresas, políticos, abogados y particulares, en torno del cual hubo consenso de un llamado a la Fiscalía para que presente pruebas y nombres en breve.

El ex viceministro Jorge Enrique Bedoya pidió a la Fiscalía celeridad para llevar el tema a la opinión de manera abierta y manifestó preocupación grande sobre la facilidad que hay para “chuzar”.

¿Dónde queda la intimidad de los ciudadanos y qué puede hacer el Estado para protegerlos? Preguntó.

Iván Cancino, abogado penalista, dijo en Hora 20 que lo preocupante es que con las interceptaciones de sus comunicaciones se siente desnudo y eso afecta al trabajo porque les genera desconfianza a sus clientes.

Camilo Granada, ex consejero de comunicaciones en el gobierno Santos, dijo que es necesario que la Fiscalía General salga pronto con las pruebas y presente la lista completa de los instigadores de los servicios ilegales de interceptación de comunicaciones.

Para Juan Esteban Lewin, periodista de La Silla Vacía, las revelaciones de un testigo de la Fiscalía vinculado a una red de chuzadas es un hecho “gravísimo”, no solo por el hecho de las interceptaciones, sino porque fue liderado por un oficial en retiro.

 

 

Cargando