Las anécdotas más divertidas de Gustavo Gómez en Navidad y Año Nuevo

Al director de La Luciérnaga de Caracol Radio le encanta la natilla y lo desespera cambiar bombillos de las extensiones navideñas.

¿Tiene árbol de Navidad en su casa?

Lo arma la fiera, pero este año no lo armó porque vamos a pasar el 24 de diciembre por fuera, más o menos lo armó el 2 o 3 de julio.

¿Hay algo navideño en su casa?

Sí, mi mujer que usa sacos con renos, narices y cosas de esas.

¿Qué tan navideño es usted?

Ahora soy muy navideño porque tengo hijos de 10 y 12 años, pero tuve una etapa que no me hallaba, estaba como perdido. Me enderezó mis hijos y mi matrimonio, aunque la gente no lo crea el matrimonio tiene cosas buenas.

¿Le escribía cartas al Niño Dios cuando estaba pequeño?

Sí y eran cartas largas, le pedía muchas cosas, me acuerdo que el niño Dios nos negó mucho la consola de esa época que era el Atari, el Niño Dios resultó sordo porque nunca llegó.

Vea también: Así de tradicionales son los agüeros de Yolanda Rayo para Navidad y Año Nuevo

¿Cómo era su pesebre?

El pesebre era maravilloso, era pesebre antioqueño, compraban una tela corrugada verde que parecía lija, le clavaban unas casas del tamaño de la torre Trump al lado de unos camellos del tamaño de unos perros, el Niño Jesús era azul de plástico y había un musgo artificial. Y los bombillos eran de esos puntudos que si se apagaba uno se apagaban todas las luces, a uno le tocaba empezar a revisar todos los bombillos.

¿Dónde va a pasar la Navidad y el Año Nuevo?

Vamos para chile, no conozco, me parece un buen sitio, además hubo una situación fortuita, como mi esposa es muisca de filarmónica, ellos tocan en enero con Plácido Domingo en Santiago, entonces aprovechamos nos vamos para allá, pasamos las vacaciones lo dejo con Plácido Domingo y yo me devuelvo con los niños.

¿Cómo pasa el Año Nuevo?

Siempre con la familia, tratamos de reunirnos con todos, nadie se ha divorciado, algunos se han ido a mejor vida, no es que se hayan divorciado sino que han muerto, la pasamos juntos y le metemos natilla y buñuelos, todas esas cosas espantosas.

¿Receta favorita?

La natilla es lo máximo, mi mamá le mete unos clavos de canela que a veces uno muerde que a uno le quede la boca amarga por tres días pero pues bien.

¿Tiene algún agüero?

Para nada, yo firme y creyente de la ciencia, eso ante todo.

Cargando