Innovaciones en la gestión de servicios de salud

Las innovaciones en la administración de servicios de salud dan respuesta a muchos de los desafíos que actualmente las clínicas y los hospitales del país enfrentan, particularmente los operativos y financieros, los cuales afectan la salud de los pacientes, al no permitirles acceder a servicios oportunos y de calidad.

  • Soluciones Integradas de Salud, IHS (Integrated Health Solutions), es la unidad de negocio de Medtronic que busca ser un aliado de las instituciones hospitalarias del país, proporcionándoles respuestas de mejora a sus procesos administrativos en salud.
  • IHS cuenta con más de 100 alianzas internacionales, 19 de ellas están en Latinoamérica y con casos de éxito en más de 200 salas de hemodinamia y 100 salas de cirugía, alrededor de todo el mundo.

Las innovaciones en la administración de servicios de salud dan respuesta a muchos de los desafíos que actualmente las clínicas y los hospitales del país enfrentan, particularmente los operativos y financieros, los cuales afectan la salud de los pacientes, al no permitirles acceder a servicios oportunos y de calidad.

Por esto, Angélica Beltrán, gerente de procesos de negocio de Soluciones Integradas de Salud, IHS, para la Región Andina de Medtronic, asegura que “los entes hospitalarios deben optimizar sus procesos asistenciales y administrativos para la prestación de los servicios sanitarios, gestionar adecuadamente los recursos utilizados en la atención de pacientes, capacitar a sus equipos interdisciplinarios y financiar su innovación tecnológica, para la actualización o modernización de sus equipos médicos”, emprendiendo planes de mejora continua centrados en la salud de los pacientes y que permitan cuidar la costo-eficiencia de todos sus procesos, en colaboración con todos los actores del sector.

En efecto, Medtronic, a través de IHS, ha trazado una estrategia para brindar respuesta a las necesidades universales de la atención sanitaria, mejorando los resultados médicos, expandiendo el acceso a los servicios, optimizando los costos y generando eficiencias en los sistemas de salud.

Y en Colombia, en alianza con instituciones médicas, como la Fundación Cardioinfantil en Bogotá y la Clínica Vida en Medellín, la unidad de IHS ha logrado resultados prometedores que serían una hoja de ruta para mejorar la costo-eficiencia del sistema.

Por ejemplo, entre el 2014 y 2016, junto a la Fundación Cardioinfantil, se implementó un Programa de Excelencia Operacional, alineado con la necesidad de la institución de fortalecer una cultura de mejoramiento enfocada en la experiencia del paciente con enfermedades cardiovasculares, reduciendo sus costos operacionales.

Gracias a este plan, que llevó adelante 21 proyectos de mejora continua, al menos 80 miembros de la Fundación fueron entrenados como expertos en metodologías de mejoramiento de procesos (Lean Healthcare); se redujo en 30% el tiempo de estancia en la Torre Cardiovascular de la clínica, pasando de 7,5 a 5,8 días; se disminuyó en un 69% el tiempo de admisión para procedimientos electivos; y hubo un control de gastos de $200 millones de pesos, gracias a la optimización de los procesos administrativos de la institución.

De acuerdo con el director médico y científico de la Fundación, el doctor Juan Pablo Umaña, gracias a la alianza con IHS, la cual continuará por 4 años más, la institución hospitalaria no solo mejoró los costos de su operación, sino también fortaleció la calidad de los servicios de salud que brinda a sus pacientes. Asimismo, logró llevar a estándares internacionales la estancia hospitalaria de los usuarios en sus instalaciones.

Por otro lado, la Clínica Vida, que es el centro especializado en el tratamiento del cáncer en Medellín, desde el 2015 se trazó la meta de construir un hospital de vanguardia, para ampliar sus operaciones, y modernizar sus operaciones hospitalarias a través de modelos innovadores para brindar atención integral a los pacientes.

Y en menos de dos años de trabajo, esta institución disminuyó los tiempos de inicio de procedimientos hospitalarios de 39 a 11 minutos y la tasa de cancelaciones de procesos de atención a pacientes, que bajó 4 puntos este año, de 14% en 2016 a 10% en 2017. Además, la clínica redujo cerca de 90 millones de pesos por mes en gastos, gracias a la simplificación de la compra de dispositivos médicos y la optimización del personal; y logró incrementar su capacidad de atención de usuarios, 120 personas más fueron atendidas por mes.

Gerónimo Restrepo, director médico de la Clínica Vida asegura que el trabajo con IHS ha sido importante, porque “permitió mejorar la calidad de los procesos quirúrgicos, conocer la metodología Lean Sigma, que en el futuro nos permitirá mejorar los demás procesos de la Institución, y lo más importante de todo, mejorar la calidad de atención para los pacientes”.

Beltrán explica que la metodología de trabajo de IHS está orientada a los resultados. Puesto que busca reducir la variabilidad de procesos, con mejores resultados clínicos, operacionales y económicos; crear eficiencias en la administración de recursos como materiales, equipos, personal e infraestructura, aumentar la capacidad para garantizar el acceso a más pacientes a los servicios de salud y mitigar el riesgo en la atención de usuarios, a través de modelos diferenciadores que comprometen a la industria, el pagador y el prestador de servicios sanitarios.

Por último, actualmente, la unidad de IHS continúa trabajando de la mano con otras instituciones hospitalarias del país, aportando las soluciones que, gracias a la innovación, permitirán que estas sean más costo-eficientes y brinden un mejor servicio a los pacientes.

 

Medtronic

Cargando