La Asociación Colombiana de Osteoporosis presentó el II Consenso Colombiano de Osteoporosis

De acuerdo con los resultados y las preocupantes cifras de la enfermedad, esta sociedad médica y científica insiste en llamar la atención del Gobierno Nacional para calificar a la osteoporosis como problema de salud pública.

  • La osteoporosis impacta de manera directa en la calidad de vida de pacientes y sus familias, genera un detrimento en la salud financiera del paciente y aumenta los costos para el sistema de salud.
  • Luego de los 50 años, 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres tienen riesgo de sufrir una fractura por osteoporosis en su vida.
  • El 36% de las personas mayores de 70 años que padecen una fractura de cadera, mueren en las primeras seis semanas.
  • Se calcula que en Colombia al año se reportan 40.000 fracturas de vertebras, 20.000 fracturas de cadera y 12.000 de muñeca, siendo las 3 fracturas más comunes.

En el marco del 9no Congreso Nacional de Osteoporosis, la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral – ACOMM, dio a conocer el II Consenso Colombiano de Osteoporosis 2017, el primero en más de 10 años, una guía para mejores prácticas en estudio, diagnóstico y tratamiento de esta patología para profesionales de la salud. De acuerdo con los resultados y las preocupantes cifras de la enfermedad, esta sociedad médica y científica insiste en llamar la atención del Gobierno Nacional para calificar a la osteoporosis como problema de salud pública.

Y es que según cifras del estudio “The Latin American Regional Audit” realizado por la International Osteoporosis Foundation en el año 2012, en Colombia, se estima que 2.609.858 y 1.423.559 mujeres viven con osteopenia y osteoporosis, respectivamente. Para 2050, estas cifras podrían incrementarse a 3.852.000 y 2.101.000. En cuanto a costos asociados a las fracturas de cadera, son necesarios 6.500 dólares para su tratamiento y sólo en Brasil, México y Cuba la osteoporosis es catalogada como prioridad de salud pública.

Uno de los puntos importantes que hizo parte de la presentación del Consenso Colombiano de Osteoporosis 2017, fue la discusión de los especialistas entorno a la osteoporosis como prioridad de salud pública. Para el Dr. Oscar Rosero, internista endocrinólogo y nuevo presidente de ACOMM “el primer paso es crear la conciencia de que la osteoporosis es un problema de salud pública y eso no está pasando. Estamos creando los canales de comunicación con el Ministerio de Salud para decirle: esta es una enfermedad altamente prevalente, que genera una discapacidad importante y que tiene la segunda causa de mortalidad asociada en pacientes mayores de 70 años, después de la enfermedad cardiovascular”.

Para el Dr. PhD Bruno Muzzi, ginecólogo de la Universidade Federal de Minas Gerais en Belo Horizonte, Brasil y miembro de la International Osteoporosis Foundation, en la región los latinoamericanos solo consumen entre el 40% y 50% de la cantidad de calcio recomendada en la dieta y en la mayoría de los países de Latinoamérica, la densitometría no es una prioridad como lo es la mamografía u otros exámenes.

Según el Dr. Muzzi, es importante que los gobiernos trabajen en políticas públicas para el tratamiento de la osteoporosis. “En los Estados Unidos y Europa, la tasa de fracturas está más o menos controlada, pero debido a nuestro (Latinoamérica) crecimiento poblacional que es mayor que al de estas regiones, América Latina tendrá una fractura cada 4 segundos, lo que genera costos para los gobiernos, baja calidad de vida para el paciente y sus familias”.

Este consenso es el resultado de un año y medio de investigación y trabajo realizado por 28 médicos y científicos especializados en el manejo de la osteoporosis a nivel nacional, planeado y coordinando por la Dra. Adriana Medina, quién cierra su presidencia con este Consenso y otros proyectos.

El Consenso surge a partir de la necesidad de actualizar la definición, epidemiología, diagnóstico, tratamiento farmacológico y medidas no farmacológicas para la osteoporosis, cuyo último Consenso se realizó en el 2005.

La actualización también responde a los avances tecnológicos en el nivel diagnóstico y de tratamiento, así lo dice el Dr. Rosero “es una responsabilidad de las asociaciones médicas decir a profesionales de la salud y población en general, a quién, en qué momento y bajo qué condiciones se deben aplicar estas nuevas tecnologías, pensando en el bien del paciente y en la aplicación del conocimiento”.

Dentro de los principales acuerdos a los que llegaron los especialistas se destacan la definición de osteoporosis como una enfermedad de alta prevalencia, que afecta una importante cantidad de la población, tanto hombres y mujeres; y que incrementa el riesgo de fracturas por fragilidad de cadera y vertebras.

De igual manera, “el método de diagnóstico para la osteoporosis es la densitometría ósea, incluida dentro del POS en Colombia. Además, se deja claro a quién y en qué momento se debe estudiar y cuáles son las medicinas para tratar esta patología” menciona el Dr. Rosero. Y Recuerda “el primer medicamento indicado para tratar la osteoporosis en Colombia se encuentra incluido en el POS.”

El Dr. Rosero, presidente de ACOMM, también recuerda que con el Consenso se busca trabajar en la formulación de política pública para el tratamiento de la enfermedad.

 

Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral

Cargando