Después de halloween aumentan las enfermedades bucales en niños

Durante el día de Halloween es tradicional consumir distintas clases de dulces, especialmente por parte de los niños. Motivo por el cual, debe aumentar el cuidado oral de esta población, para disminuir enfermedades como la caries, entre otras.

Durante el día de Halloween es tradicional consumir distintas clases de dulces, especialmente por parte de los niños. Motivo por el cual, debe aumentar el cuidado oral de esta población, para disminuir enfermedades como la caries, fracturas en el esmalte de los dientes, aftas bucales, encías lastimadas o gingivitis.

Si los niños no se cepillan bien o no hacen enjuagues bucales y consumen dulce, este se convierte en un ácido que ataca la superficie o esmalte de los dientes y ahí es donde aparecen caries muy pequeñas, que ni siquiera son detectadas”, explicó Ciro Garnica, Presidente del Círculo Empresarial de Odontólogos – CEO, haciendo un llamado de prevención y un mensaje de mayor control a padres de familia o tutores sobre la ingesta de golosinas de los menores, quienes masivamente participan de esta tradición.

Sin embargo, los infantes no son los únicos que pueden sufrir consecuencias negativas para la salud por el consumo excesivo de dulces. Los adultos que se descuiden pueden perder la continuidad del esmalte, lo cual derivará en dolores y sensibilidad extrema en las áreas afectadas.

Es vital evitar los excesos en su consumo, además de tener muy buena higiene oral y cepillar muy bien los dientes después de ingerir dosis altas de estas golosinas”, resalta Garnica.

Existen dulces de distintas características que se regalan en estas fechas y que no son recomendables para consumir debido a las consecuencias que traen, es el caso de los duros, los ácidos o melcochudos. No obstante, y si se decide hacerlo, es necesario tener precaución para evitar daños bucales, como fracturas o rompimientos totales del diente.

Con estos simples consejos, puede hacer de esta fecha un época agradable, familiar y evitando consecuencias irreversibles a futuro por deterioro de la salud oral.

Otras consecuencias

El exceso de azúcar y dulces ocasiona problemas metabólicos, que incluso pueden llevar a padecer diabetes y problemas digestivos; el ácido genera problemas de reflujo. Además, el consumo de dulces ácidos debilita el esmalte dentario y las golosinas grandes ingeridas por niños de primera infancia, pueden atorarlos y asfixiarlos, ocasionándoles hasta la muerte.

bells medios

Cargando