Orden Público

Popayán

El oficial del Ejército por el que ‘Mayimbú’ ofrecía $2 mil millones

El brigadier general ha estado como jefe del Comandante de la Fuerza de Despliegue Rápida N° 4 y Comandante del Comando Específico del Cauca

Comandante de la Tercera División del Ejército, Brigadier general Jhon Jairo Rojas / Cortesía Ejército Nacional

Popayán

Por Leyder Johanny Noscué Bototo, jefe de las disidencias de las Farc en el suroccidente del país, el Gobierno ofrecía una recompensa de mil millones de pesos. Pero ‘Mayimbú’ puso otro precio. Le prometió dos mil millones a la persona que asesinara al Comandante de la Tercera División del Ejército, el brigadier general Jhon Jairo Rojas.

Es un oficial que tiene su oficina en Popayán pero conoce a la perfección los departamentos de Valle, Cauca y Nariño. De tono fuerte y estricto en sus lineamientos. Ibaguereño y con una sobresaliente carrera en el Ejército.

Se desempeñó como Comandante de la Fuerza de Despliegue Rápida N° 4 y Comandante del Comando Específico del Cauca. En esos cargos lideró operaciones donde murieron más de 40 integrantes de grupos armados ilegales, entre esos varios cabecillas, más de 300 capturados y se conocieron por lo menos 60 desmovilizaciones.

Lea también:

Hasta el mismo presidente Iván Duque en distintas oportunidades exaltó su trabajo.

A finales del 2021 llegó a la Tercera División del Ejército. Un objetivo tenía claro, combatir las disidencias e ir detrás de alias ‘Mayimbú’. Para la fecha este cabecilla había perpetrado cantidad de atentados, homicidios y secuestros en la región.

Bajo esa línea y con el paso de los días, la presión de las tropas fue mayor hacia Leyder Johanny. En ese momento casi que acorralado fue donde lanzó su ofrecimiento. Dos mil millones de pesos para la persona que asesinara al Brigadier General. El doble, de lo que ofrecían por él.

La información la conoció la inteligencia militar y le fue comunicada al Comandante. De inmediato su esquema de seguridad se reforzó. Pero el riesgo que corría su vida, según Rojas, no le generó miedo ni mucho menos hacer una pausa en su labor.

“Cuando nos enteramos por inteligencia de la suma que estaba dando por mí, este signo del mal, reforzamos la seguridad pero al contrario un mayor ímpetu en las operaciones porque contrarrestar el narcotráfico, este terrorismo en cabeza de este bandido, da cierta tranquilidad al departamento del Cauca, a los gremios, a los campesinos, a los indígenas, a los líderes… No sentí miedo, sino una mayor decisión para acabar con estas estructuras”, expresó.

Llegó el día. En la madrugada del lunes 13 de junio, un grupo de sus mejores tropas con la misma inteligencia, ubicaron la zona donde estaba alias ‘Mayimbú’. Un detalle fue clave para el éxito de la acción. El cumpleaños 31 de este temido cabecilla. Tenían pensado organizar una reunión y fue en ese instante donde entraron los militares.

En un combate, según las Fuerzas Militares, murió Leyder Johanny o el “signo del mal” como lo dice el oficial. Una fotografía confirmó más el resultado; la imagen de un tatuaje que este disidente tenía en uno de sus brazos con su primer nombre.

El brigadier general Jhon Jairo Rojas le fue informada la noticia. Sintió, con el deber cumplido pero también tranquilidad. Para él fue una mezcla de sentimientos, la satisfacción por el logro alcanzado en cuanto a lo militar y también por conseguir esa calma que de cierta forma le pretendía arrebatar ‘Mayimbú’: sonríe y dice “ganamos”.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad