Cartagena de Indias

MinVivienda instó a controlar expansión urbana y ampliar servicios públicos

Durante la asamblea general de Minurvi en Cartagena, Jonathan Malagón, sugirió disminuir los asentamientos precarios

Durante la asamblea general de Minurvi en Cartagena, Jonathan Malagón, sugirió disminuir los asentamientos precarios /

El ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio de Colombia y presidente saliente del Foro de Ministros y Autoridades Máximas de la Vivienda y el Urbanismo de América Latina y el Caribe (MINURVI), Jonathan Malagón, lideró durante los últimos dos años el trabajo mancomunado con los países de la región para contrarrestar los efectos del COVID-19, además de la agenda de vivienda y hábitat, y los resultados superaron las expectativas.

En línea con el reto de enfrentar una emergencia sin precedentes, la región consolidó a la vivienda como el instrumento para el desarrollo, no solo con un repunte en ventas, créditos y nuevas obras, entre otros, sino como una política de gran impacto social.

Así lo destacó el foro de MINURVI en pleno, durante la asamblea que se realizó en Cartagena y en la cual el ministro de Vivienda y Urbanismo de Chile, Felipe Ward, fue nombrado como nuevo presidente de MINURVI.

Allí, precisamente, Malagón hizo un balance de su gestión y resaltó los retos que siguen en la agenda.

Durante el 2020, el trabajo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) fue determinante para avanzar en la consolidación, estructuración y operación de la Plataforma Urbana y de Ciudades de América Latina y el Caribe.

Igualmente, desde ONU- Habitat, también en el 2020, se desarrolló un documento para iniciar la construcción participativa de un acuerdo urbanístico de la región, así como los diálogos realizados con la red Urban Housing Practitioners Hub (UHPH) y ONU-Hábitat, entre otras organizaciones, con las cuales consolidó dos Laboratorios de Vivienda (LAV): ‘Asentamientos precarios y vivienda social: impactos del COVID-19’ y Respuestas. América Latina y el Caribe’, y ‘Asentamientos informales y fenómeno migratorio, América Latina y el Caribe’.

“La política de vivienda, que se había centrado principalmente en la reducción del déficit cuantitativo, no es suficiente. ", dijo Malagón, quien agregó: "Hoy tenemos una América Latina que le pone el pecho al ordenamiento territorial desde el nivel central, y, ahora más que nunca, nos hemos dado cuenta de que la cooperación internacional es indispensable".

Igualmente, la infraestructura verde y la construcción sostenible estuvieron en la agenda de Malagón en el 2020, con el intercambio de experiencias entre la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano de México, la municipalidad de Hermosillo (México), el Ministerio de Vivienda y Urbanismo de Chile, y el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio de Colombia.

Resultados

El 2021 también estuvo lleno de más retos, entre ellos, los compromisos internacionales para implementar la Nueva Agenda Urbana y el trabajo en pro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

Durante este año también se impulsó una colaboración con el Programa Eurosocial, financiado por la Unión Europea, a través del cual se organizaron diálogos ministeriales para compartir desafíos, oportunidades y abordajes de Políticas y programas orientados a la reactivación socio-socioeconómica que se están desarrollando tanto en LAC como en la UE.

Hoy somos una asociación de autoridades de la vivienda y el urbanismo que produce conocimientos y soluciones para las comunidades que lo necesitan. Además, quiero destacar que, como parte del fortalecimiento institucional, MINURVI contempló una enmienda al reglamento interno para incorporar las funciones a cargo de una Secretaría Técnica integrada conjuntamente ONU-Habitat y la Cepal.

A su vez, esta dependencia apoyó la plataforma UHPH (Urban Housing Practitioners Hub) en su objetivo de promover el intercambio de buenas prácticas”, afirmó Malagón.

Durante estos dos años también se desarrolló en el marco de la COP25, el evento ‘Cooperación Sur-Sur y triangular en la implementación de la Nueva Agenda Urbana para acelerar los logros de la Agenda 2030 y el Acuerdo de París’.

Además, se lanzó el libro ‘Políticas de vivienda y desarrollo urbano en América Latina y el Caribe en el marco del COVID- 19’, y se preparó la trigésima asamblea de MINURVI, realizada los días 22 y 23 de noviembre en Cartagena de Indias (Colombia), donde, precisamente, se dio a conocer, entre otras novedades, el plan de acción derivado de la Declaración de Cartagena.

Igualmente, como lo destacó durante la asamblea, en Cartagena, Malagón instó al foro a seguir trabajando para enfrentar los retos que tienen América Latina y el Caribe para cumplir los objetivos de desarrollo sostenibles al 2030.

Esto incluye el control a la expansión urbana desordenada, ampliar la cobertura de servicios públicos y contrarrestar, en conjunto, los índices de contaminación en el sector constructor.

También sugiere fortalecer el trabajo para disminuir los asentamientos precarios en un entorno pospandemia, en el cual, durante los últimos dos años, MINURVI sumó acciones para salir más fortalecido.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir