Casos judiciales

Jóvenes capturados por delitos en protestas de Boyacá, no aceptaron cargos

Las capturas fueron legalizadas y se adelantó la audiencia de imputación de cargos.

Ante el juez segundo penal municipal de Paipa, la Fiscalía reveló la forma como la primera línea en Paipa y Duitama adelantó toda una logística para confrontar con la Fuerza Pública durante el paro nacional, de hecho, para lastimar a quienes se manifestaban de manera pacífica.

Los señalados de liderar todas las acciones en los dos municipios fueron identificados como Brigitte Maritza Supelano López, Sergio Andrés Forero Orjuela, Juliana Andrea Higuera Camargo, Sandy Paola Camargo, Brayan Nicolás Romero, Iván Hernando Ayala Díaz, Julián David Barón Ávila.

El ente judicial, narró como en cuatro eventos ocurridos el 2 de mayo, 18 de junio, 21 de junio y 26 junio los implicados coordinaban y ordenaban todos los desplazamientos con fines violentos. Además de financiación para solventaban explosivos, máscaras, cascos, guantes y overoles.

Según la Fiscalía estas personas están implicadas en agresiones, con elementos contundentes y sustancias peligrosas, a funcionarios y vehículos de la Policía.

Sandy Paola Camargo López, alias “Morita”, cuenta la Fiscalía, actuaba como capitán de la primera línea de Sogamoso, coordinaba y organizaba para arremeter contra la Fuerza Pública con elementos contundentes. “Ella da la orden para la realización de las denominadas papas bombas”, dijo la fiscal encargada.

En el caso de Sergio Andrés Forero Orjuela, es señalado de transportar elementos de un lado al otro, según el ente judicial, dependiendo el lugar donde se registraran los disturbios y solventaba recursos para la adquisición de sustancias peligrosas.

Durante la audiencia, la representante de la Fiscalía dijo que Brigitte Maritza Supelano alias "Esquirla de Paipa", cooperaba directamente desde el peaje de Tuta. “Estaba alerta a los comunicados y órdenes que impartían los demás miembros de la organización. Transportaba los elementos peligrosos de Tunja a Paipa”.

En el caso de Brayan Nicolás Romero Velandia, la Fiscalía, señala que se desempeñaba como logístico del organizado, gestionaba medios de transporte para la movilización de escudos, explosivos y personas para los enfrentamientos contra la Fuerza Pública.

Con respecto a Iván Hernando Ayala alias “Flaquito” se le sindica de participar de manera directa en los enfrentamientos contra el Esmad.

Así mismo se precisó que Julián David Barón Ávila se desempeña como campanero sobre la presencia de la Policía Nacional, cerca a los lugares dónde se encontraban realizando la confrontación.

La Fiscalía describe como el 21 de junio de 2021 en el municipio de Duitama, en Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC) a partir de las 4 de la tarde Sergio Andrés Forero Orjuela, Julián David Barón Ávila y Sandy Paola Camargo López participaron de manera directa, cubriéndose los rostros en actos violentos contra la universidad con elementos peligrosos como bombas molotov.

“Con la actividad desplegada por este grupo radical organizado se actualiza y se cumplen los elementos del delito de concierto para delinquir, porque tenía divisiones defunciones, cada uno cumplía con su rol desde la jefe que autorizaba si se hacía una toma o se despeja una vía o se tapa un peaje, como el que hacía el rol de campanero”, explica la Fiscalía.

Llama la atención cuando la Fiscalía asegura que había personas que se paraban en las entradas del municipio de Paipa a esperar y a informarle a los demás integrantes del grupo cuántos policías tenían o si ya había llegado no el Esmad.

Pero ademáas, la fiscalía hizo una acusación grave contra personas al interior de la alcaldía de Paipa, quienes al parecer, le estarían filtrando información a los integrantes de la llamada primera línea, para que pudieran efectuar los ataques contra la fuerza pública.

“Incluso unas personas tenían comunicación directa con la Alcaldía municipal y desde allí se les avisaba que iba a haber apoyo por parte de la Policía para este municipio para que estos estuvieran esperando y fraguando cómo iban a atentar contra la Policía Nacional”, explicó.

Así mismo, el ente judicial, insiste que estaban los encargados de fabricaban las bombas molotov y las transportaban hacia los lugares dónde se iban a llevar a cabo las manifestaciones para ser lanzadas indiscriminadamente contra la Fuerza Pública.

“Incluso en contra de los propios manifestantes que se encontraban protestando de manera pacífica y legítimas sin tener en cuenta las consecuencias de las explosiones de estas bombas. Los manifestantes pacíficos eran los principales afectados con la utilización de estos elementos por parte de este grupo radical primera línea”, explica el ente judicial.

Para la Fiscalía también se cumple los delitos de violencia contra servidor público y lanzamiento de objetos y sustancias peligrosos.

Ninguno de los siete jóvenes, tres mujeres y cuatro hombres, que fueron capturados por presuntamente haber cometido varios delitos en medio de las protestas del Paro Nacional de este año en Boyacá, aceptaron los cargos imputados en su contra por la Fiscalía General de la Nación.

La audiencia de solicitud de medida de aseguramiento, se desarrollará a las 8:30am de este miércoles 24 de noviembre, de manera virtual, y bajo el amparo del Juzgado Segundo Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías de Paipa en Boyacá.

 

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir