Política

Bucaramanga

Los santandereanos que alentaron el Grito de Independencia

El "tribuno del pueblo", José Acevedo y Gómez no dejó "enfriar" los ánimos el 20 de julio de 1810.

Santandereanos que fueron protagonistas el 20 de julio de 1810

Santandereanos que fueron protagonistas el 20 de julio de 1810

01:12

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/507/1626629765244/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Casa de José Acevedo y Gómez en Charalá

Bucaramanga

El 20 de julio de 1810 fue una sucesión de estados de ánimo entre los criollos, habitantes de Santa Fé de Bogotá, capital de la Nueva Granada. Al comienzo del día, no había manera de exasperar a los españoles; luego, cuando se produjo el incidente por el florero de Llorente, la exaltación era la apropiada para el levantamiento, pero en un momento la beligerancia pareció aplacarse. Un par de santandereanos resultaron determinantes para alentar la llama de la insurrección ese día relata Emilio Arenas, sociólogo e historiador, autor de varios libros.

Lea también: "En paz se puede hacer protesta social": Minga Indígena

Desde su casa en Floridablanca, Arenas menciona al cura Plata, párroco de una de las iglesias de la ciudad quien echó las campanas al vuelo; "tocó las campanas al arrebato. Fue una manera de convocar al pueblo y subir los ánimos que se habían aplacado luego del inicio de la jornada", advierte Arenas.

Lea también: 81 municipios están vacunando todos los mayores de 18 años

Otra de las figuras santandereanas fue José Acevedo y Gómez, el "tribuno del pueblo", charaleño, nacido en 1773. Fue célebre por la proclama que insufló el ánimo de los granadinos luego del mediodía. Su arenga es una consigna que se aprendía en las clases de historia recuerda el sociólogo de la UCC.

Lea también: Carro Escalera de Bomberos Bucaramanga sí está funcionando

De acuerdo al historiador, los bogotanos no estaban preparados para sellar la independencia en 1810. Fue necesario el empuje de los socorranos que días antes del 20 de julio se tomaron una guarnición española y alentaron los ánimos de libertad. Un antecedente de gran peso fue la revolución de los comuneros, en 1781, el primer levantamiento popular que puso en jaque la autoridad española en la Nueva Granada.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad