Asesinatos

Por pérdida de 3 mil millones torturan y asesinan a miembros de una familia

Por estos hechos fueron judicializados 10 hombres, presuntos integrantes del combo criminal 'Los Conejos'.

En las últimas horas las autoridades en Medellín lograron el esclarecimiento de los asesinatos de cuatro miembros de una misma familia quienes, en septiembre del año anterior, aparecieron en bolsas plásticas, con signos de tortura y tiros de gracia.

Confirman primeros contagios de COVID en estudiantes de colegios privados

Los bolsas con los cadáveres fueron arrojados en las variantes de los municipios de Caldas y La Estrella y desde ese momento, pese al poco material probatorio con el que se encontraron las autoridades, empezó un proceso de investigación que terminó con la judicialización de 10 personas como presuntos responsables.

Capturan en Cáceres a un importante miembro de los Caparros

Lo primero que explicaron delegados de la Policía y Fiscalía, es que al parecer las torturas y muertes se dieron por la pérdida de 3 mil millones de pesos presuntamente destinados para la compra de cocaína en la Costa Atlántica en julio del 2019. Dinero que al parecer estaba a cargo de las víctimas mortales.

Añadió el proceso investigativo que la orden de los asesinatos fue dada desde la ciudad de Cali, a un grupo criminal conocido como ‘Los Conejos’, los cuales estaban asentados en la ciudad de Pereira pero que poco a poco fueron tomando parte de las acciones criminales en la ciudad de Medellín.

Las personas asesinadas fueron identificadas como: Johana Andrea Henao Pulgarín, William Montes García, alias Tuto; Mónica María Pineda Parra y su hija Mariana Pineda. Todos cuatro fueron sometidos a torturas durante dos días en una vivienda del barrio Enciso de Medellín.

En total por estos hechos 12 personas fueron señaladas como presuntos responsables, dos de ellos fueron asesinados meses atrás, otros cuatro ya están en prisión y los seis restantes fueron capturados, dos de estas capturas se hicieron efectivas enla ciudad de Cali.

Uno de los capturados es Óscar Marino Calle Perdomo, quien además tiene una condena pendiente de 30 años de prisión por el secuestro de un menor de 12 años de edad, ocurrido el 26 de abril de 2000 en la capital vallecaucana.

A todos les fueron importados los delitos de homicidio agravado, tortura agravada, secuestro agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal, todos los delitos en concurso homogéneo y sucesivo. Ninguno aceptó cargos.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir