Comercio

Negocios de las bóvedas en Cartagena piden alivio en sus arriendos

Los propietarios aseguran que están a punto de ir a la quiebra porque han tenido que seguir pagando nómina, impuestos y servicios públicos

La parálisis del turismo por la emergencia sanitaria del Coronavirus, tiene desesperados a los propietarios de los 23 negocios ubicados en las tradicionales bóvedas del Centro Histórico de Cartagena.

Pese a que no están generando ingresos, estas personas manifestaron a través de los micrófonos de Caracol Radio que están a punto de ir a la quiebra, porque han tenido que seguir pagando arriendos, nómina de empleados, impuestos y servicios públicos.

“El negocio de artesanías no es de alta rentabilidad, es un negocio bonito porque vendes cultura y arte. Por la pandemia estoy raspando la olla para poderle pagar a mis empleados, me ha tocado sacar a varios y pagarles indemnización. Seguimos pagando los costosos arriendos de nuestros locales sin que nadie nos dé una mano”, aseguró Jorge Moisés, uno de los propietarios afectados.

Lea también: Comerciantes minoristas de Bazurto piden reabrir sus negocios

Por esta razón, a través de una carta los comerciantes le pidieron a la Escuela Taller Cartagena de Indias y al Ministerio de Cultura, un alivio en el pago de los arriendos de sus locales mientras pasa la emergencia sanitaria de la COVID-19.

“Nuestros negocios se mueven es con el turismo internacional que viene por avión o cruceros. Hemos solicitado que por favor no nos cobren los arriendos correspondientes hasta que se acabe la pandemia. Además, los locales están incrustados en el cordón amurallado, es decir no estamos hablando que un particular se va a ver afectado porque no paguemos. No creo que el gobierno se vuelva pobre”, puntualizó.

De acuerdo a Jorge Moisés, unas 500 personas, entre empleados directos, taxistas, vendedores ambulantes y guías turísticos, han resultado afectadas con el cierre momentáneo de los 23 negocios de venta artesanal.

Cargando