Derechos humanos

Crisis carcelaria se agudiza en Pereira

El Ministerio Público mostró su preocupación por los altos indices de hacinamiento y la falta de atención en salud.

()

Hacinamiento que supera el 100%, dificultades para la atención en salud, vulneración total de los derechos fundamentales y falta de planes de educación y resocialización parecen ser solo la punta del iceberg entre el cúmulo de dificultades que deben afrontar las personas recluidas en la cárcel La 40 de Pereira.

La personera del municipio, Sandra Lorena Cárdenas, manifestó su preocupación debido a la falta de acciones por parte de las autoridades locales y departamentales para frenar la crisis penitenciaria. Sin embargo, espera que la sentencia que obliga a Pereira y a Risaralda a solucionar estas problemáticas en un plazo no mayor de dos años surtan efectos en los próximos días.

Lea también: Productores agrícolas en Colombia podrían enfrentar procesos jurídicos.

"La situación tiene varios aspectos que son preocupantes para los organismos de promoción y protección de los derechos humanos; el primero es el tema de la salud e infraestructura, pues en un lugar en el que hay una capacidad para un promedio de 650 personas y en este momento hay más de 1.200 personas hacinadas, desde allí observamos la falta de condiciones adecuadas no solo en esto sino la salud", aseguró Cárdenas. 

Entre las acciones principales de las autoridades locales y departamentales estará la construcción de la cárcel La Concordia, la cual ayudará a disminuir los índices de hacinamiento porque La 40 quedaría disponible como un centro transitorio para las personas que tienen procesos penales en curso.

Cargando