UNIVERSIDADES

Rectora de la UNAL rechaza ingreso del Esmad a campus universitarios

Frente a lo ocurrido en la Universidad de Antioquia, la rectora de la Universidad Nacional aseguró que los campus no pueden ser campos de batalla.

Edificio de Bellas Artes, Universidad Nacional sede Bogotá / ()

En un comunicado de prensa, la rectoría general de la Universidad Nacional rechazó el protocolo de la Alcaldía de Medellín, que ordena el ingreso del Escuadrón Móvil Antidisturbios, a las universidades, donde se detecten explosivos.

El documento firmado por la rectora Dolly Montoya Castaño, asegura que: “Rechazamos todo tipo de violencia que pretenda convertir a nuestros campus en espacios de batalla. Estas acciones violan la autonomía universitaria, pilar fundamental en la construcción de cualquier sociedad moderna. Así, desaprobamos que algunos violentos, ajenos a la academia, utilicen nuestras instalaciones para generar disturbios y dificultades a las comunidades universitarias y a la ciudadanía en general. También rechazamos todo tipo de intervenciones dentro de las áreas universitarias que privilegien y escalen la violencia afectando la infraestructura académica y poniendo en peligro la seguridad de nuestras comunidades”.

Agrega que, en el caso de Medellín, el vicerrector de Sede, Juan Camilo Restrepo Gutiérrez, advirtió el pasado 11 de febrero su preocupación y rechazo frente a “los enormes riesgos que para estudiantes, docentes y administrativos significa trasladar las confrontaciones del exterior al interior de los campus en donde hay comunidades que son vulnerables y no participan de estas acciones”.

Ante esto la Universidad Nacional de Colombia invitó a desarrollar alternativas que, basadas en el diálogo, permitan superar y no agudizar los conflictos. Agregó que a la Universidad de Antioquia y su comunidad les envía su solidaridad y se suman al llamado a la Alcaldía Municipal para construir iniciativas de común acuerdo.

"Las universidades deben ser defendidas como espacios para la paz, el conocimiento, la reflexión y el diálogo constructivo. Los campus son, en conjunto, aulas de aprendizaje y en ningún aula tiene cabida la violencia; esta no puede ser jamás la vía para solucionar nuestros problemas. Le hemos propuesto al país, al Estado, a los gobiernos locales, al Gobierno nacional, a las comunidades universitarias y a la sociedad civil que pasemos la página de la guerra; el camino que ofrecemos para construir la paz, dando solución a los problemas nacionales, es construir propuestas desde la academia con participación de todos los actores sociales, desde la inclusión y el reconocimiento a la diversidad”, finaliza.

 

 

 

Cargando