Denuncian fiestas electrónicas sin control en La Boquilla, Cartagena

Habitantes y turistas de la zona se quejan del alto volumen

Residentes del corregimiento de La Boquilla, en Cartagena, denuncian que están desesperados por el ruido y problemas conexos a fiestas electrónicas que se están realizando en el lugar. Las fiestas aparentan tener todo en regla, y cobran cover por ingresar, el problema -dicen- está en que no se detienen, funcionan las 24 horas del día a altos decibeles afectando a residentes y comerciantes de la zona.

Andrea Melchiori, es un ciudadano italiano que hace dos años abrió un pequeño hospedaje en La Boquilla. Desde el 1 de enero, su negocio quedó atrapado entre dos de las cinco fiestas electrónicas 24/7 que funcionan en el sitio hasta el 13 de enero. "Es algo insoportable, el ruido afecta el negocio porque quien viene a descansar cancela la reserva y se va. Para hablar con mi familia tengo que gritar y eso ha desmejorado la salud de todos aquí", señaló.

Según los vecinos, el problema no solo es el ruido sino también fenómenos como el consumo de droga. En la playa, los asistentes a estos eventos "andan sin control, llegan en carros y se van ebrios, manejan por toda la playa, y la Policía llega, hace una revisión y se va, no entendemos qué pasa", denuncia el italiano.

Le puede interesar: Dos heridos tras accidente entre una lancha y un flotador en Choloncito

La comunidad de la zona presentó una acción de tutela contra las autoridades de Cartagena, ya que consideran que otorgar permisos a este tipo de fiestas es una vulneración a los derechos a la vida y a la integridad física. También solicitaron por derecho de petición que la Policía y la Secretaría del Interior les entreguen los permisos que tienen dichas fiestas, pero no han obtenido respuesta.

Algunas fiestas se promocionan online, con venta de boletería en reconocidos establecimientos comerciales, por lo que la comunidad exige un mayor control por parte de las autoridades.

Cargando