Paleontólogos descubrieron en Boyacá un fósil único de una tortuga marina

Expertos del Centro de Investigaciones Paleontológicas determinaron que se trata de una tortuga marina embarazada que vivió hace 125 millones de años.

El hallazgo paleontológico que se dio entre las montañas limítrofes entre Sutamarchán y Villa de Leyva,cumple una década de estudios y análisis por cuenta del Centro de Investigaciones Paleontológicas de Villa de Leyva, y tiene que ver con un fósil de la primera tortuga marina cargada de huevos, que aporta al entendimiento de la evolución de estos primitivos reptiles, hasta que aparecieron las tortugas marinas que se conocen en la actualidad.

Mary Luz Parra, curadora del Centro de Investigaciones Paleontológicas,aseguró en Caracol Radio que “pudimos establecer tras varias investigaciones, que este fósil correspondía a una tortuga en cuyo vientre contenía 51 huevos bien conservados, y esta pieza nos data como fue la gran evolución, cómo era su dieta, el ambiente climático, cómo vivían estos especímenes en el mar cretácico que existió hace más de 140 millones de años, ese es un gran avance para nosotros, y nos llena de felicidad poder tenerlo a disposición de cualquier persona que busque esta historia en Villa de Leyva”.

La paleontología moderna logró detectar después de varios análisis, que la tortuga embarazada estaba a punto de poner sus huevos en una playa del mar Cretácico antes de que se hubiera formado el macizo de los Andes, Pero antes de esto, quedó atrapada entre un lodo rojizo rico en hierro y carbonato de calcio, lo que permitió que se conservaran intactos casi todos los huevos en el interior de su vientre.

De acuerdo con los biólogos y paleontólogos, no solamente es un hallazgo que aporta al ámbito histórico, sino que sirve como radiografía para determinar la forma de proteger y conservar las tortugas marinas vivientes, que están vía de extinción.

Cargando