Con honores será despedido el patrullero víctima de ataque armado en Tunja

Boyacá sigue en luto tras el ataque armado y con explosivos contra la fuerza pública en Tunja.

El hecho violento cobró la vida del patrullero Jefferson Ricardo Román Bolívar, de 27 años, quien fue asesinado con arma de fuego por desconocidos, cuando custodiaba el parqueadero de la policía metropolitana de La Ciudad. El patrullero fue ultimado con varios impactos de arma de fuego en la cabeza, cuando ingenuamente intentaba ayudar a sus victimarios, quienes lo engañaron pidiéndole una orientación sobre como tomar la vía hacia Bogotá.

“Este hecho reprochable nos tiene en luto nacional, nuestras banderas seguirán a media asta en los próximos días. Nuestro patrullero murió prestándole servicio a la comunidad, porque él ingenuamente quiso ayudarle a sus propios homicidas, y este hombre se convierte de cara a nuestro aniversario institucional, en el hombre insignia para hacer memoria y honor a este uniformado que se nos va hoy”, dijo en Caracol Radio la comandante de la Policía Metropolitana de Tunja, coronel María Emma Caro.

El patrullero Jefferson Román de 27 años, llevaba 5 en la policía, y deja a una niña de 2 años. Fue trasladado en la noche de este lunes 22 de octubre con honores hasta Ramiriquí (Boyacá), y sus honras fúnebres se cumplirán mañana en ese municipio, con todos los homenajes póstumos a cargo de la Policía Nacional.

El ataque a la fuerza pública sigue siendo materia de investigación y el plan candado se mantiene en Boyacá buscando a los autores del crimen.
El alcalde pablo Cepeda aseguró que un equipo interagencial podría dar resultados pronto que esclarecerán el hecho.

Una recompensa de 100 millones de pesos sigue ofreciéndose para quienes den información que logre dar con el paradero de los autores del asesinato y del ataque con explosivos en el barrio Altos de Cooservicios, al suroriente de Tunja, lugar donde se perpetró el acto criminal.

Cargando