Comunidad cuestiona a policía por ataque donde murió un patrullero en Tunja

Aseguran que la institución pudo errar en un exceso de confianza, y falta de planificación para proteger a sus uniformados.

Con una cadena de oración los habitantes del sector residencial donde también se instalaron 6 explosivos de los cuales los delincuentes accionaron 2 contra la policía, rechazaron a los violentos.

“Tunja no puede convertirse en blanco de estos delincuentes, nos unimos todos para apoyar a las autoridades en lo que necesiten, pero las autoridades deben ser tal vez un poco más precavidas”, dijo Teresa Martínez, una de las mujeres que participó en la jornada simbólica en la noche de este lunes 22 de octubre.

En medio de una velatón en el barrio Altos de Cooservicios al suroriente de Tunja, donde la comunidad le rindió homenajes al uniformado víctima de delincuentes en las últimas horas, también expresaron frente al alcalde de la ciudad Pablo Cepeda y ante la comandante de la Policía Metropolitana de Tunja, coronel María Emma Caro, su notable inconformismo por lo que llamaron una posible “baja de guardia” de las autoridades de la ciudad en temas de fortalecimiento de la seguridad para los uniformados y para los habitantes.

Varios líderes comunales de la ciudad cuestionaron los presuntos errores de la policía Metropolitana, que habrían sido usados como factor de oportunidad para los criminales que atacaron con armas y explosivos a la fuerza pública en el parqueadero de la institución al suroriente de Tunja.

El hecho cobró la vida del patrullero Jefferson Ricardo Román Bolívar, de 27 años, quien fue asesinado con arma de fuego por desconocidos, cuando custodiaba el parqueadero de la policía metropolitana de La Ciudad.

El patrullero fue ultimado con varios impactos de arma de fuego en la cabeza, cuando ingenuamente intentaba ayudar a sus victimarios, quienes lo engañaron pidiéndole una orientación sobre como tomar la vía hacia Bogotá.

El presidente de las juntas de acción comunal de Tunja Jail Corredor, dijo en Caracol Radio que “es una situación que nos consterna y nos hace preguntarnos como realmente estamos concibiendo la seguridad en Tunja. No queremos entrar en discordia con la policía porque desconocemos los protocolos internos de la institución, pero el ataque si pone en evidencia que son bastante precarios en esta ciudad".

Agregó que "es evidente por ejemplo que en este lugar donde se presentó el acto violento, no hay iluminación, no hay ni una sola cámara, y la vigilancia de todo un parque automotor con el que se mueven los uniformados, estaba solo a cargo de apenas un centinela, un patrullero con un arma de dotación, y un auxiliar con poca experiencia, cuidando los vehículos ubicados en un área demasiado amplia, es un potrero que ni siquiera está cercado”.

Y una vez más salió a flote el riesgo que representan las bandas dedicadas al microtráfico de drogas en la ciudad.

“Para nadie es un secreto que la Policía Metropolitana viene acertando con fuertes golpes a esta organizaciones, que mercadean con estupefacientes en la ciudad, y estas pueden estar sintiéndose arrinconadas por la comunidad y la policía que cada vez más se unen en contra de estos jibaros, entonces más allá de denunciar y capturar a estos delincuentes, también hay que tomar acciones de protección para todos ante el accionar de estas bandas criminales”, sostuvo Corredor.

Para los líderes comunales las autoridades se quedan cortas en explicar cómo es posible que en Tunja se hayan colado delincuentes con un musculo financiero y con capacidad y tiempo para planear un atentado terrorista de las dimensiones que se presentaron, utilizando explosivos de mediano alcance, planeados para detonar por telemando.

Ante los cuestionamientos, la comandante de la Policía Metropolitana de Tunja, coronel María Emma Caro, señaló que “en los estudios de nivel de riesgo, este parqueadero llevaba mucho tiempo con estas características. Este lugar fue adecuado para eso, pero el hecho de estar ubicado en la variante del Kilometro 5 de la via Tunja-Bogotá, hace que sea un punto vulnerable para que ejecutaran la acción, sin embargo seguimos activando todo nuestro trabajo interinstitucional, y con el apoyo de Bogotá nos fortaleceremos en lo local”.

El ataque a la fuerza pública en Tunja sigue siendo materia de investigación y el plan candado se mantendrá en Boyacá buscando a los autores del crimen.

De otro lado el alcalde Pablo Emilio Cepeda aseguró que un equipo interagencial podría dar resultados pronto que esclarecerán el hecho.

“Ya se tiene un acervo probatorio importante, y sabemos que nuestras autoridades conjuntas, en poco tiempo darán resultados. Se han esclarecido varios hechos en los últimos meses, este no será la excepción y mantengo la convicción de que no quedará impune”, explicó Cepeda en Caracol Radio.

Aseguró el alcalde que los hechos que han alterado el orden público en la ciudad durante su mandato, están resueltos en un 75%, e indicó que este no quedará en el limbo.

“Es objeto de estudio en este trabajo de inteligencia si las bandas microtraficantes están detrás de este caso, teniendo en cuenta que son más de 30 capturas contra este flagelo, las que se han producido en los últimos dos meses, situación que ha debilitado a estas estructuras, pero que han ayudado a limpiar y eliminar peligros para los más pequeños y jóvenes de la ciudad. Serán las autoridades, más adelante las que nos expliquen si estas bandas dedicadas al tráfico de drogas, están tras este asesinato de nuestro héroe, el patrullero Román”.

El patrullero Jefferson Román, llevaba 5 en la policía, y deja a una niña de 2 años. Fue trasladado en la noche de este lunes con honores hasta Ramiriquí (Boyacá) y sus honras fúnebres se cumplirán este miércoles 24 de octubre en ese municipio, con todos los honores de la policía nacional.

 

 

Cargando