Formalizan a vendedores del 'palito de caucho' en Cartagena

Con la entrega de uniforme se identificación a los lustradores se clausuró la primera etapa de la intervención por parte de la Alcaldía de Cartagena en ese sector de centro histórico

Catorce lustradores que durante más de 40 años han devengado su sustento de este oficio en el sector ‘Palito de Caucho’ diagonal a la Torre del Reloj, se formalizaron y recibieron apoyo del Distrito con capacitaciones y recursos para fortalecer sus negocios.

De acuerdo con la Gerencia de Espacio Público y Movilidad, el Distrito se encontraba en mora de hacer un reconocimiento a estas personas por su actividad histórica en la ciudad. “El apoyo que les brindamos consistió en darles unas capacitaciones a través del PES y además un soporte para el fortalecimiento de sus negocios. Ellos se uniformaron y además tienen unos nuevos implementos con los cuales mejorarán el servicio que prestan a los ciudadanos y turistas”, dijo Carolina Lenes, gerente de Espacio Público y Movilidad.

Las capacitaciones brindadas por el Plan de Emergencia Social, PES, estaban orientadas al servicio al cliente y empresarismo, de manera que estas personas pudieran tener bases sólidas para administrar los recursos entregados por la Gerencia de Espacio Público.

Javier Lora, director del Plan de Emergencia Social Pedro Romero, asegura que esta es una de las gestiones que busca mejorar la calidad de vida de la gente. “En Cartagena hemos formalizado varios negocios, a la fecha llevamos más de 380 personas que se han beneficiado de estos procesos de capacitación, formación y fortalecimiento. Lo que esperamos es que quienes reciben estos beneficios, presten un mejor servicio y que sean negocios que se mantengan en el tiempo y sean sostenibles.” dijo Lora.

Para Nicolás Díaz, uno de los lustradores beneficiados, esta oportunidad ha sido excelente. “Había cosas que desconocía sobre mi trabajo y aquí las aprendí. Nosotros con el recurso que nos dio Espacio Público, compramos los uniformes, la caja de embolar y mandamos a hacer nuestros propios carnés”.

Según lo referido por Carolina Lenes, esta gestión no solo mejora el espacio público sino la calidad del mismo. “Definitivamente una persona que está a gusto con los beneficios que recibe de la administración, va a prestar una mejor calidad del servicio a sus clientes y además va a mostrar una mejor cara de la ciudad”.

Cargando