Viaje al corazón del oriente
TURISMO RELIGIOSO

Devoción mariana en Chiquinquirá

Chiquinquirá es conocido como el municipio más devoto de la Virgen María, la caravana del Viaje al Corazón del Oriente se propuso saber por qué.

El fervor católico colombiano se experimenta con mayor profundidad en Chiquinquirá, el municipio mariano de Colombia. En la mayoría de las casas predomina una que otra imagen de la Virgen y camándulas por doquier.

 La plaza central de esta localidad tiene la Basílica más importantes de Colombia, conocida como Nuestra Señora de Chiquinquirá, a donde acuden miles de peregrinos anualmente para pagar promesas, hacer peticiones y hasta por curiosidad.

El municipio también cuenta con un pozo que es igual de concurrido. Cuentan sus habitantes que en ese lugar, que hoy es otra parroquia, un cuadro de la Virgen María alumbró como si ardiera en llamas el 26 de diciembre de 1586.

 A este hecho le llaman la renovación de la imagen de la Virgen, y es usual observar a la gente hacer sus ofrendas y rezar frente al pozo en busca de que sus peticiones sean escuchadas.

 Su santidad Juan Pablo II estuvo en Chiquinquirá el 3 de julio de 1986. El santo padre aún es recordado por todos los habitantes del municipio, pues hay una estatua del entonces Papa. No obstante, Juan Evangelista Alfonso lo recuerda aún más.

 Este parroquiano que vive de vender guitarras y artilugios religiosos, fue el encargado de entregarle personalmente dos ofrendas típicas del municipio al Santo Padre en su visita. Cada vez que alguien le pregunta sobre ese momento, él responde en medio de sonrisa y llanto que después de verlo de frente, lo siguió sintiendo y oyéndolo durante tres meses.

 

Cargando