TRANSPORTE PÚBLICO

Metrolínea inicia nueva fase con tres nuevas rutas y otras expresas

Los cambios a las operaciones ocurren cuando el Dane ha certificado que hay una pérdida de 4.1% de pasajeros en el segundo trimestre del año con respecto al mismo periodo de 2015.

Desde la madrugada de este sábado 24 de septiembre comienza la reorganización de las rutas del sistema masivo de transportes de Bucaramanga, Metrolìnea, un intento para ganar usuarios y detener la pérdida de pasajeros que en opinión de la gerencia de la compañía es consecuencia del avance de todas las formas de piratería en el área metropolitana.

Los cambios en 30 rutas ocurre días después de que el Dane certificara que el sistema masivo perdió un 4.1% de los pasajeros durante el segundo trimestre del año con respecto a lo que fueron los meses abril, mayo y junio de 2015.

En esta nueva fase, el sistema entrará por primera vez al norte de Bucaramanga con una ruta alimentadora llamada AN1, que va a partir del parque estación de la Universidad Industrial de Santander.

De esta manera, el sistema, que está en operaciones desde 2009, arriba a uno de los barrios de la denominada ciudad Norte, un conglomerado de sectores populares por donde debió comenzar a operar la flota de los buses que reemplazaron a los convencionales según han manifestado los críticos de la planeación del Metrolínea.

Las otras dos nuevas rutas son la AC1 para los usuarios de Floridablanca y la APD4 que prestará el servicio en Piedecuesta.

Otra bloque de cambios son las rutas expresas, recorridos con menores paradas para llegar en menos tiempo a los destinos informó la gerencia del ente gestor.

Las nuevas rutas expresas son: P1 que va de la estación Quebradaseca a la Cumbre, en Floridablanca; la P6, un recorrido desde Caracolí hasta el colegio Bethlemitas en el norte de Bucaramanga y la P13, la cual arranca en el Portal PQP para arribar hasta Megamall, al oriente de la ciudad.

En  la última antes de que se produzcan los cambios, un sector de la comunidad de barrios ubicados al oriente de la ciudad, como los Cedros y Pan de Azúcar criticaron la decisión de suprimir parte del recorrido de la ruta AB1 que conecta con el centro y el occidente de la ciudad.

De hecho, tras una reunión en la alcaldía entre delegados de las comunidades afectadas y voceros de la administración local y el sistema Metrolínea se determinó que la ruta seguirá subiendo hasta Pan de Azúcar pero solo en horas pico.

Los cambios contemplados dentro de la optimización de las rutas que ya existen tienen que ver con la hora de inicio. Los buses saldrán más temprano, en algunos casos, con recorridos que comenzarán a las 4 de la mañana.

 

 

Cargando