DELITOS

Armas fueron sustraídas de la Dirección de Tránsito sin forzar caja de seguridad

Miller Salas Rondón, responsable de este organismo informó que el robo solo vino a conocerse cuando un investigador judicial llamó desde la costa Atlántica para advertir de un atraco.

El director de Tránsito de Bucaramanga, Miller Salas Rondón reveló que solo cuando se cometió un atraco en la costa Atlántica vino a conocerse que fueron sustraídas armas de fuego del almacén de la entidad.

"El jueves pasado llamó un investigador judicial desde Santa Marta informando que se había cometido un asalto con un arma que estaba registrada a nombre de la Dirección de Tránsito de Bucaramanga" informó Salas Rondón.

Fue entonces cuando se pidió una revisión del almacén y no encontraron un lote de armas que estaban guardadas desde hacía varios años en una caja fuerte.

Las pistolas y revólveres correspondían a las armas que hace años usaban los agentes de tránsito cuando también cumplían labores de vigilancia.

Los encargados del almacén se responsabilizaron mutuamente de la desaparición de las armas explicó el director de Tránsito.

"La caja de seguridad no se forzó" aseguró el funcionario.

Por este hecho ya control interno abrió una investigación y también se interpuso una demanda penal.

En total son 22 armas extraviadas.

Un lote de carabinas que estaban en el almacén permanecen en el lugar aclaró el director de Tránsito.

Cuando hubo una transición de una administración a otra no se pudo efectuar un inventario porque el anterior gobierno consideraba que el empalme no era una auditoría.

Cargando