En Cundinamarca el 60% del hábitat del oso anteojos ha sido intervenida por el hombre

Según expertos, las actividades ganaderas y agrícolas han reducido estos territorios.

Para el representante de la fundación para la investigación y conservación del oso andino, Daniel Rodríguez, hay cerca de 200 osos anteojos en Cundinamarca, algunos habitan en zonas del páramo macizo del Chingaza y de Sumapaz, sin embargo, estas áreas se han reducido por las actividades ganaderas y agrícolas de algunos pobladores. Cabe recordar que el departamento cuenta con un 12% para el habitad de estos osos por encima de 2.700 metros.

“Los territorios han sido afectados por cultivos, habitantes de zonas aledañas requieren más áreas de pastoreo, otro factor que influye es que se están haciendo carreteras, represas y esto genera fuertes implicaciones para la sobrevivencia del animal. Estas áreas se han reducido y hace que los osos tengan que moverse a buscar otros lugares de habitad porque en las que están ya están ocupados”, explicó

Ante la situación hace un llamado al Gobierno departamental para que incluya en los planes de desarrollo la preservación de esta especie y refuerce la seguridad en estas áreas.

“No se puede separar los procesos de conservación con planes de desarrollo. Es importante desarrollar estrategias que mitiguen el efecto del oso sobre la ganadería. Hay que proponer alternativas de manejo educativas, para que la gente aprenda a manejar mejor su ganado”, dijo.

Cargando