Distrito rehabilitó 68 personas que vivían bajo cambuches en ríos y canales

Los ex habitantes de calle son ahora recuperadores ambientales.

Un programa del Idiger y la Secretaría de Integración de Bogotá les permitió a antiguos habitantes de calle tener su negocio propio y colaborar con la remoción de basuras de 18 kilómetros lineales de cuerpos hídricos de la capital.

Carlos Zuluaga fue militante del M-19. Tras la desmovilización de este grupo y su desilusión sobre la idea romántica de la revolución, empezó a consumir drogas. 20 años después, entró al programa y hoy cuenta con un puesto de venta de jugos de naranja. “Cuando uno está sufriendo tanto en las calles y va (al programa) y empieza a ver ciertas comodidades, empieza uno a replantearse. ¿Yo por qué voy a seguir matándome?”, expresó Carlos, quien lleva 3 años sin consumir drogas.

“Nosotros muchas veces nos marginamos porque nadie nos brinda una palabra de afecto y de cariño, pero aquí (en el programa) si se ve eso)”, contó Carlos. En total fueron 68 habitantes de calle los rehabilitados, que vivían bajo cambuches en ríos y canales de Bogotá.

Javier Pava, director del Idiger, aseguró que el 70% de las personas que ingresaron al programa se mantuvieron en él hasta el final. “Este proceso nos ha permitido resolver necesidades de mantenimiento de quebradas y canales, además de lograr la inclusión social de las personas”, aseguró Pava.

Carlos es licenciado en ciencias sociales y fue profesor de filosofía en colegios públicos y privados. “Las drogas y los errores no son solo para personas no estudiadas o personas que vengan de lugares de baja extracción. Todos caemos y todos tenemos derecho a levantarnos”, defendió Carlos.

El programa distrital espera vincular en un mes a otras 200 personas, de las 1050 que hoy viven en los puentes y canales de la ciudad. Carlos quiere hacer parte del proceso, para ayudar a quienes están en la misma situación que él vivió durante 2 décadas.

Cargando