Nuevos disturbios en sepelio de menor muerto en Luruaco, Atlántico

Un hombre señalado de participar en los desmanes fue capturado por la Policía

Cuando familiares, amigos y allegados a la familia de Nicolás, el menor de 13 años muerto en confusos hechos, el pasado fin de semana, acompañaban el cortejo fúnebre, nuevos disturbios ocasionaron caos y estampida en cercanías al cementerio.

Un grupo de jóvenes, esperaba el cortejo a las afueras del camposanto, y emprendió a piedras contra los uniformados que acompañaban el desfile.

Un habitante del municipio dijo a Caracol Radio, que todo transcurría normal, el acompañamiento salió del templo del pueblo tras la ceremonia religiosa y se dirigían por la calle cuando se inició el ataque.

“Todo iba normal, pero de un momento a otro unos muchacho comenzaron a tirar piedras y palos, y todo fue un caos, el féretro fue dejado en el pavimento y todos corrieron porque pensaron que se podría repetir lo del domingo”, dijo Humberto Currea.

Se refería al hecho que desencadenó en la muerte del adolescente el domingo en la noche cuando, en medio de un enfrentamiento entre policías y unos jóvenes, un disparo impactó la humanidad del niño cayendo al piso sin sentido.

El menor fue llevado al hospital local y cuando se supo de su muerte se presentaron los desmanes que terminaron en la destrucción de oficinas de la alcaldía la estación de policía y la sede del Banco Agrario.

El comandante de la Policía en Atlántico, coronel Joaquín Buitrago, dijo que le orden fue retomado por los uniformados y que la calma reinaba la noche del martes.

 

Cargando