Decretan emergencia educativa en Norte de Santander

Han salido de Venezuela 1.500 niños quienes permanecen en albergues ubicados en la zona de frontera.

Los recursos serán destinados al transporte, alimentación y alojamiento de cientos de menores en esta condición que son atendidos en centros de atención ubicados en la zona de frontera.

La ministra de Educación, Gina Parody, expresó su preocupación por la población infantil que no ha podido cruzar la línea divisoria para acceder al sistema educativo de Norte de Santander donde reciben el proceso de aprendizaje, “nosotros tenemos un censo aproximado de 1.500 niños, la petición es que saquen a los niños de esto y se les permita venir a estudiar aquí en Norte de Santander donde tienen garantizado su derecho a la educación”.

Por su parte la secretaria de Educación, Luddy Páez, señaló que “el señor gobernador declaró la emergencia educativa eso implica que frente al tema de la frontera y del Catatumbo vamos a poder trabajar muy de la mano y podemos disponer con facilidad de recursos que nos permiten llegarles a todos esos niños”, precisó la funcionaria.

Agregó que al departamento llegaran kits escolares, uniformes y demás donaciones entregadas por el Estado y organizaciones internacionales. La funcionaria, indicó que este sábado adelantarán una jornada de “matriculaton” para incluir a los niños venezolanos y colombianos que no están inscritos en los colegios de este lado de la frontera, “en compañía del Ministerio de Educación vamos a ir con un megáfono a buscar los niños y a matricularlos de una vez para ponernos en esa tarea”.

Comisión colombiana recorre zona fronteriza

La Comisión Colombiana estuvo encabezada por las cónsules de Colombia en el Estado Táchira, Zulma García y Celia Polanco, quienes en compañía de autoridades militares y civiles recorrieron el sector de la invasión y varias trochas fronterizas en San Antonio del Táchira por donde los colombianos están saliendo de Venezuela hacia territorio nacional.

Las funcionarias evidenciaron de cerca la manera como fueron sacados cientos de colombianos de sus viviendas. Así mismo recopilaron una serie de testimonios de nacionales que aún permanecen en el vecino país sobre el trato y la forma en que fueron conducidos muchos de los compatriotas por la Guardia y efectivos militares de esta nación.

Las autoridades del vecino país, se comprometieron a atender las necesidades de los colombianos que se encuentran en su territorio y a regularizar la situación legal de este sector de la población, sin embargo, se advirtió que mantendrán los protocolos activados para el traslado de más extranjeros a la zona de frontera.

Las diplomáticas entregaran el reporte y balance de lo registrado a la Canciller María Ángela Holguín, quien analizara nuevamente los casos. La ministra de Relaciones Exteriores llegara nuevamente a la zona de frontera previa al encuentro que sostendrá con representantes de la OEA y los cancilleres de los países que conforman Unasur.

Cargando