Hora 20Hora 20

Programas

Crisis en la Paz total, ¿se pueden o no salvar los procesos de negociación?

Panelistas consideran importante que el gobierno reconozca que puede lograr una paz parcial

Crisis en la Paz total, ¿se pueden o no salvar los procesos de negociación?

Crisis en la Paz total, ¿se pueden o no salvar los procesos de negociación?

54:52

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/507/097RD130000001412377/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Gustavo Petro, presidente de Colombia. Foto: Sebastian Barros/NurPhoto via Getty Images.

Un año después de que el presidente Petro sancionara la ley de Paz Total, el panorama de violencia en el país no ha mejorado como se esperaba. Según el Ministerio de Defensa, algunos indicadores de seguridad se han disparado en lo que va del año: los secuestros aumentaron un 83% y la extorsión un 18%. Otros hechos de violencia han disminuido, pero siguen teniendo indicadores preocupantes. Entre enero y octubre Indepaz ha reportado 73 masacres, 135 líderes sociales y 33 firmantes asesinados.

De acuerdo, con el CERAC, en el último mes se reportaron cuatro combates entre el ELN y el Clan del Golfo en los departamentos de Bolívar, Antioquia y Chocó. Estos enfrentamientos no son considerados como violaciones del cese al fuego; sin embargo, el lunes el ELN anunció paro armado en Chocó, según ellos por la irrupción del Clan del Golfo en ese departamento.

En medio de este escenario, Otty Patiño, jefe negociador de la delegación nacional con el ELN, asegura que esta guerrilla tendría secuestradas a 30 personas, entre ellas el padre de Luis Díaz, a pesar de haber acordado un cese al fuego hace tres meses. Además, el pasado domingo el EMC tomó la decisión unilateral de suspender el diálogo argumentando incumplimientos a los protocolos y los acuerdos establecidos.

Lo que dicen los panelistas:

Humberto de la Calle, abogado, senador de la república y exjefe de la delegación de Gobierno que negoció el Acuerdo de Paz con la extinta guerrilla de las FARC, explicó que hay que distinguir entre lo que tiene que ver con ELN y lo que refiere a otros grupos. “Frente al ELN tenemos una ruta correcta, hay naturalmente la incertidumbre de si vamos a poder negociar con ese grupo; sin embargo, en el caso del secuestro hubo apresuramiento en unas decisiones que no estaban maduras. Oyendo a voceros del ELN, uno saca la conclusión de que ellos piensan que el secuestro es un derecho del rebelde. Ese es un error, hay normas superiores, el secuestro no es permitido bajo ninguna circunstancia”, aseguró.

Para José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Fedegan y delegado del gobierno en los diálogos con el ELN, es claro que esta guerrilla no tenía ninguna posibilidad de que el gobierno los financiara, pues son una organización terrorista. “El mundo entero y especialmente los países europeos que acompañan estas conversaciones tienen que estar preguntándose, a propósito de los dineros que gastan de los contribuyentes, hasta dónde el secuestro de Luis Manuel Díaz pone en riesgo esta conversación”, señaló Lafaurie.

Dijo también que “Otty Patiño y el presidente están completamente sincronizados. El presidente ha sido enfático de que la negociación es seria, no es para tomárselo a medias”.

De acuerdo con Catherine Juvinao, representante a la Cámara por la Alianza Verde, si se continúa la negociación con el ELN, se debe volver a ganar legitimidad con la población civil. “La gente no entiende por qué las disidencias del EMC tienen estatus político y ve al Comisionado de Paz salvando los yerros de estos grupos. Los que están matando a los firmantes son las disidencias”, dijo la representante.

“Creo que el presidente debería reconfigurar la política de Paz Total, cambiar el equipo del Comisionado de Paz y apartar a Danilo Rueda de su cargo. A veces el presidente y Rueda chocan, como lo que sucedió en el Cañón del Micay”, agregó.

Jorge Mantilla, politólogo, experto en temas de seguridad, conflicto y crimen organizado, señaló que el país necesita salir del falso dilema de seguir el proceso tal como está o levantar la mesa. “Hay una fórmula intermedia que está consignada en Ley de Paz Total: irse por un componente regional. Es importante que el gobierno reconozca que puede lograr una paz parcial, que concentre sus esfuerzos con aquellos sectores del ELN que quieren la paz. Eso lo puede hacer a partir de los procesos regionales de paz que ellos mismos formularon”, propuso Mantilla.

Añadió que “la liberación de los secuestrados no puede depender de la buena voluntad del ELN. La situación es inadmisible porque ELN está en el mejor de los mundos y pareciera que no hubiera contraparte que le pusiera un límite. Es fundamental que el cese al fuego se condicionado y graduado: estrtuctura y frente de guerra que no lo cumpla, es un frente que debe ser excluido del cese al fuego y se debe considerar reanudar operaciones contra ese frente”.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad