Tendencias

Video: ¡Sorprendente! Perro conduce un carro sin ayuda

La insólita hazaña de un perro al volante se registró en Nueva Zelanda

Video: ¡Sorprendente! Perro conduce un carro sin ayuda / Catherine Ledner

Los caninos serían incluso más inteligentes de lo que hasta ahora conocíamos, tal es el punto que podrían conducir un carro fácilmente por sí mismos

Leer que un perro puede manejar un vehículo por su propia cuenta de por sí pareciera que es una idea sacada de un comic, pero ver las pruebas de tal acción es incluso más sorprendente y fascinante, pues confirma el popular dicho de que la realidad supera la ficción.

Más información

El 2022 ha sido un año cargado de sorpresas, a puertas de darle la bienvenida al año nuevo y cuando pensábamos que lo habíamos visto todo nos vuelve a asombrar con nuevos acontecimientos. Nadie puede meterse fácilmente la idea en la cabeza, ni siquiera el ser humano más crédulo, cuando alguien le dice que los perros pueden conducir.

Y es que a pesar de que se conoce la gran agilidad mental de los caninos no se tenía ni por sospecha que fuera tanta como para ir al mando de un carro y sin ayuda. La Real Sociedad de Nueva Zelanda para la Prevención de la Crueldad contra los animales (SPCA) lideró de esta hazaña la cual hace parte de una campaña en la que se intenta concientizar de las grandes capacidades que pueden desarrollar los caninos si se les educa con cariño y paciencia.

Por si fuera poco la SPCA publicó el video de no solo uno sino tres perritos manejando, mismo que se volvió rápidamente viral. En el clip se logra ver como los perritos estaban dentro del auto, con el cinturón de seguridad, esperando que desde afuera los humanos les dieran las indicaciones para ponerse en marcha.

Cómo se logró tal hazaña

La SPCA explicó que el auto se trataba de un MINI Countryman Cooper S, el cual tuvo que ser adaptado para que Monty Ginny y Porter, como se llaman estos tres pilotos caninos pudieran realizar las maniobras básicas de la conducción como es arrancar, acelerar, girar y frenar.

Dentro de las modificaciones se dispuso de un botón de encendido que reemplazaba la llave y un sistema de pulsaciones para que las patas de los perritos pudieran alcanzar los frenos; así como también una funda especial en el volante para evitar que se resbalaran.

Los perritos tuvieron un entrenamiento de 7 semanas para que pudieran diferenciar los botones y todos los sistemas adaptados. Luego de ello en una pista que contenía un giro de 128 grados sus habilidades al volante fueron exhibidas contando con la ayuda de uno de los miembros de la SPCA que les daba las indicaciones a los caninos.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad