HAITÍ
HAITÍ

Cuerpos de colombianos muertos en Haití habrían sido movidos irregularmente

Según documentos filtrados por la cadena CNN, existen inconsistencias y obstáculos en la investigación del magnicidio del presidente de Haití.

Funeral del difunto presidente de Haití, Jovenel Moise. / ()

Obstáculos y amenazas enfrentan los investigadores encargados de esclarecer el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise, presuntamente a manos de mercenarios colombianos.

Según documentos filtrados por la cadena CNN del Ministerio de Justicia, la pesquisa revela testimonios nunca antes escuchados de sospechosos clave, también intentos de influir en la investigación y el grave peligro que sienten los investigadores judiciales al intentar descubrir quién mató al presidente el pasado 7 de julio, quienes alegan que han recibido amenazas de muerte.

Las amenazas no son lo único que dificulta el trabajo de los investigadores haitianos. Varias fuentes descritas por CNN hablan de una serie de obstáculos inusuales, incluida la dificultad para acceder a las escenas del crimen, los testigos y las pruebas.

Una de las irregularidades que cita el medio estadounidense tendría que ver con el procesamiento de pruebas y manejo de escenas del crimen. Según documentos filtrados, los cuerpos de los colombianos presuntamente implicados en el magnicidio, habrían sido trasladados irregularmente.

Según CNN, "los documentos del Ministerio de Justicia con fecha del 8 de julio muestran que se convocó a funcionarios judiciales para documentar los cadáveres de dos sospechosos (colombianos) frente a una comisaría de policía en el exclusivo barrio montañoso de Petion-Ville, donde también se encuentra la residencia del presidente.

Le puede interesar:

Pero los cadáveres habían sido trasladados. "Varios sospechosos fueron asesinados en una tienda vacía a la vuelta de la esquina, durante la persecución policial después del asesinato", dice el informe.

Las pesquisas también resaltan que se prendió fuego a varios vehículos de la zona que se cree pertenecían a los atacantes, un acto de destrucción de pruebas. Estas inconsistencias que comprometen evidencias son una señal de alerta para la posible manipulación de la escena del crimen, dicen los expertos involucrados en el caso.

También las heridas encontradas en el cuerpo de uno de los sospechosos plantean interrogantes sobre cómo fue asesinado. "Los investigadores encontraron una herida de bala en la parte posterior de su cabeza", dice el informe. Información que también plantea preguntas sobre cómo fue asesinado.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir