Contratos

Nuevos detalles sobre contratos de la Fiscalía y Contraloría con BON SANTE

Los dos entes de control explican que las adjudicaciones están ajustadas a la ley, por Urgencia Manifiesta, y que no necesitaron del SECOP II.

La Fiscalía General y la Contraloría General adjudicaron de manera directa contratos para la adquisición de tapabocas y otros elementos de bioseguridad a BON SANTE SAS, una compañía que se anunciaba como de venta de cosméticos y suplementos alimenticios. La contratación sucedió entre marzo y abril, motivada por la pandemia. Ambas entidades aseguran que, por la declaratoria de la Urgencia Manifiesta, no estaban obligadas a contratar a través de Colombia Compra Eficiente, ni tampoco por el SECOP II.

Caracol Radio reveló los contratos el viernes 17 de julio. Luego de haberse sido publicada esa información, los dos entes de control allegaron respuestas explicando que los contratos estaban blindados y ajustados a la ley.

EL CONTRATO DE LA FISCALÍA

Un documento de la Fiscalía señala que para la adjudicación del contrato 010-2020 por un valor de $121.380.000 a BON SANTE SAS el 17 de marzo de 2020, cuyo objeto era la adquisición de 60.000 tapabocas, se ofertó y se cotizó a través de la plataforma de contratación pública Secop II, con el fin de tener mayor pluralidad.

Dice el ente acusador que "ante la escasez en el mercado solicitó cotizaciones (...) por correo electrónico y tuvo en cuenta el precio más bajo y la fecha más próxima de entrega". Por ejemplo, allegó un correo del 16 de marzo de 2020, en el que se muestra que no fue contestada la solicitud de oferta.

También indica que "con el fin de obtener pluralidad de oferentes, la solicitud de cotización se publicó en el SECOP II". Consultado ese portal de contratación, se confirmó a Caracol Radio que el límite para responder la solicitud fue el 17 de marzo de 2020 a las 6:00 pm. La publicación de la oferta fue el mismo día, a las 5:00 pm.

Esta información no coincide con el contrato que fue publicado en el SECOP II y en la página de la Fiscalía. Allí se indica que el 17 de marzo de 2020 se declaró la Urgencia Manifiesta; se elaboró el estudio de necesidad; se recibió una cotización, la de BON SANTE SAS, y se firmó el contrato a las 12:00 p.m. Es decir, cinco horas después de firmado el contrato se buscaron otras ofertas.

EL CONTRATO DE LA CONTRALORÍA

La Contraloría General adjudicó el contrato 215 el 16 de abril de 2020, también a la empresa BON SANTE SAS, para la adquisición de insumos y elementos de protección personal necesarios para la prevención, contención y mitigación de los efectos de la pandemia del COVID-19, por un valor de $722.152.928, por tres meses.

En los documentos que soportan ese contrato, y que están colgados en el SECOP II, no se especifica qué compró la Contraloría, tal y como lo informó Cecilia Orozco, columnista del diario El Espectador en publicación hecha el miércoles de esta semana.

En ese paquete de documentos solo se adjunta una cotización de BON SANTE SAS, en la cual se lee que es el mismo valor del contrato, $722.152.928. Según la oficina de prensa de la Contraloría, lo que está en esa cotización fue lo que se adquirió.

De acuerdo con ese documento, la Contraloría General compró a BON SANTE SAS tapabocas a $1.600 la unidad. Según Colombia Compra Eficiente, para abril había oferentes con precios más bajos.

LAS RESPUESTAS DE LAS ENTIDADES

Tras los nuevos hechos encontrados por Caracol Radio, las dos entidades de control, Fiscalía General y Contraloría General, fueron consultadas y enteradas sobre lo que acá estamos informando. Ambos despachos enviaron a Caracol Radio, ayer en la noche, largas respuestas jurídicas explicando el proceso adelantado para definir estos contratos.

En ambos casos, justifican la contratación afirmando que: la compra de los elementos era indispensable para adelantar sus tareas de control e investigación, pues tenían que ser utilizados por sus trabajadores en terreno, en medio del peligro del contagio por coronavirus. Que dada la situación atípica que ha vivido el mundo, fue necesario acudir a la figura de la Urgencia Manifiesta, que permite la contratación directa. Y que la elección de la empresa BON SANTE SAS fue hecha tras sendos estudios de mercado, durante los cuales otras empresas no ofertaron, tenían precios superiores o no podían entregar los elementos en el tiempo en que se requerían.

También, las entidades enviaron a Caracol Radio, copias de contratos firmados con BON SANTES SAS por otras empresas. Todos esos contratos fueron hechos en fechas posteriores a los de la Fiscalía y la Contraloría.

LA SITUACIÓN DE BON SANTE SAS

Consultado por Caracol Radio, el SECOP II confirmó que la empresa BON SANTE SAS con NIT 901.211.678-7 se inscribió a esa Plataforma de Contratación Pública el 01 de mayo de 2020.

Aunque el INVIMA declaró los tapabocas como elementos vitales no disponibles, ello no significaba que su fabricación y venta carezca de requisitos. Esto se exige debido a que se trata de dispositivos médicos, que tienen como propósito la protección de la salud.

BON SANTE SAS solamente tiene permiso para importar y comercializar tapabocas. Dicho permiso se lo otorgó el INVIMA el 26 de mayo. Caracol Radio verificó en la página del INVIMA que BON SANTE SAS ni su representante legal, aparecen en el listado de empresas habilitadas para fabricar y comercializar tapabocas.

El pasado viernes, también informamos en Caracol Radio, al mediodía, que las oficinas de la empresa BON SANTE SAS no quedaban en la calle 72 # 20c 46, como constaba en la Cámara y Comercio y en el registro mercantil. Ese día, a la 1:20 pm, esa compañía tramitó el cambio de dirección, a un local en un centro comercial sobre la Avenida Suba, en el norte de Bogotá.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir