Asesinato de guardia indígena provoca desplazamiento de 123 personas

La Defensoría del Pueblo condenó este hecho y pidió esclarecer lo sucedido.

En las últimas horas se conoció del asesinato del guardia indígena Anuar Rojas Isaramá, ocurrida en Agua Blanca, Nuquí, Chocó.

Rojas Isaramá pertenecía a la comunidad indígena Embera Jagua, y se investiga si el joven había recibido amenazas. La Defensoría del Pueblo, a través de su cuenta de twitter, condenó los hechos.

 

Inicialmente se hablaba de que este asesinato había generado el desplazamiento de 80 personas, pero luego de unas verificaciones, la Defensoría del Pueblo territorial Chocó, tiene un registro del desplazamiento de 123 personas que conforman 28 familias.

La entidad coordinará con otras entidades la ayuda que requiera esta comunidad indígena.

 

Cargando