Cooperación y desarrollo

Navegando al Corazón del Pacífico llega a las comunidades más olvidadas

Los lugares donde ha llegado la campaña se han llenado de personas con la ilusión que las atienda un médico, un odontólogo, un pediatra o un psicólogo

En el municipio de Timbiquí, dice el personero Municipal Jorge Alfredo Valencia Vente, la comunidad vive con temor todos los días. “Siempre hemos sido víctimas del conflicto armado interno por décadas. De una población de 26 mil habitantes, más de la mitad, unos 15 mil han sido víctimas del conflicto armado”.

La comunidad en general tiene la esperanza que el gobierno realice esfuerzos profundos para la atención de esta región. En esta zona el problema más grande es la comunicación y la movilidad. Esta es una población dispersa que clama atención en salud, saneamiento básico, educación y alimentación.

El secretario de Gobierno del Cauca Miguel Sinisterra, sostiene que este es un municipio de tradición agrícola y minería. Aquí en la inmensidad del Río y el Mar Pacífico, la pesca ha sido desincentivada por los costos del combustible. Por eso, agrega el personero Valencia Vente, siempre se ha solicitado al gobierno definir una política de subsidios para esta zona para aminorar los costos del combustible.

Una de las situaciones más complicadas aquí en esta zona y que además ha generado violencia, es la minería ilegal a base de maquinaria amarilla y que en muchos casos busca legalizarse. Las organizaciones sociales, como “Renacer Negro” que se dedican a la minería más del 50 por ciento, están amenazados de muerte.

Para desactivar esta bomba de tiempo, estas comunidades lo que piden al gobierno es reglamentar el tema para que se convierta en una opción de vida. Tenemos amenazas, de muchos de los representantes de las organizaciones, afrodescendientes e indígenas. La mayoría están amenazados por las posturas sobre esto y los cultivos de uso ilícito, concluyen las autoridades locales.

El personero municipal finalmente sostiene que las medidas de la UNP, para muchas de las personas amenazadas no son suficientes. “Aquí es muy difícil el control y un chaleco y un teléfono son un obstáculo, porque el teléfono por conectividad no funciona y el chaleco no es funcional y la situación de riesgo es muy alto”, dice Valencia Vente, personero.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir