Las dudas que quedan después de la moción de censura al ministro Botero

Docentes, senadores y hasta la vicepresidenta se han pronunciado sobre el actuar del ministro de Defensa en aquel bombardeo en Caquetá.

()

El futuro del ministro de Defensa Guillermo Botero, es incierto después de que el senador Roy Barreras revelara en la moción de censura que se le adelantó en el Congreso que en un bombardeo ordenado por el presidente Iván Duque en Caquetá fueron abatidos varios menores de edad.

Botero convocó a una rueda de prensa para referirse con más detalles a lo ocurrido en agosto pasado. En ella, el Ministro calificó los datos entregados por el senador del Partido de La U como impreciso "este debate debe darse con toda la rigurosidad y responsabilidad. "No puede un debate político lleno de imprecisiones y partes a medias ser la última palabra en este asunto", afirmó.

Entre las afirmaciones del Ministro que se quedaron sin ampliar, está por ejemplo a quién le correspondía informar al país que en el bombardeo murieron menores de edad. Según Botero y los miembros de la cúpula militar, "la competencia del manejo de la información corresponde exclusivamente a las autoridades judiciales y todas las diligencias están amparadas por la reserva sumarial".

El senador Roy Barreras respondió diciendo que era responsabilidad del titular de la Defensa del país reportar la situación y rechazó que haya responsabilizado a la Fiscalía de eso, mientras que el exministro del Interior, Juan Fernando Cristo afirmó que es "muy grave y preocupante que se ocultara el bombardeo a niños por más de dos meses. ¿Quiénes sabían de este hecho?, ¿qué más se nos ha ocultado en estos 15 meses? Ya el problema no es solo la salida de Mindefensa".

Otro de los cuestionamientos que surgió este miércoles es qué pasó con las denuncias hechas por el personero de Puerto Rico, Caquetá, Herner Carreño, quien había advertido a las autoridades del reclutamiento de los menores de edad que fallecieron tras el bombardeo.

 

Antonio Sanguino, del Partido Verde, se preguntó por estas denuncias en su cuenta de Twitter. "Las denuncias del Personero de Pto Rico, Caquetá son muy graves. ¿Cómo es posible que el Estado y el Gobierno ignore las alertas de las personas en el territorio y luego bombardee zonas en donde sabe que hay menores de edad? (sic)"

En el aire quedaron dudas acerca del papel que jugaron los miembros de inteligencia del Ejército. Algunos líderes de opinión han llamado la atención sobre si el Ejército tenía conocimiento acerca de la presencia de menores de edad en el campamento bombardeado.

Sobre el tema, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez dijo este miércoles que "si hay responsabilidad por omisión o por lo que sea, obviamente, hay que exigir responsabilidad, pero tampoco me parece que el país pueda llegar en este momento a pretender hacer tierra rasada con los militares cuando al final del día si están haciendo una operación es prácticamente imposible saber si abajo hay niños”.

Al respecto, el docente de la Universidad Javeriana, Jorge Restrepro, dijo que "un bombardeo debe lanzarse con certeza de que se cumple el principio de distinción y proporcionalidad. Un menor de edad debe ser recuperado, no abatido; ese es el objetivo, pues la Fuerza Pública tiene un deber de protección del menor de edad".

Hasta el momento no hay pronunciamiento por parte del presidente Iván Duque acerca de si tenía conocimiento previo de estos hechos, aunque horas después de haberse realizado el bombardeo él mismo salió a medios de comunicación a asegurar que "autoricé una operación ofensiva (...) labor estratégica, meticulosa e impecable, con todo el rigor”.

Cargando