Mayoría de candidatos cuestionados por parapolítica perdieron

Los candidatos más cuestionados por presuntos nexos ilegales con el paramilitarismo sufrieron un revés.

De 38 candidatos cuestionados por tener algún nexo con la parapolítica, 11 fueron elegidos este domingo y 17 se quemaron.

En estos comicios fueron más los que perdieron; figuras cuestionadas como Yahir Acuña, candidato a la gobernación de Sucre; Mario Fernández, a la alcaldía de Sincelejo, e Iván Gélvez, candidato a la Alcaldía de Cúcuta no llegaron a los cargos que aspiraban.

Sin embargo, algunos candidatos con nexos o relaciones con paramilitares sí fueron elegidos, como es el caso de Mauricio Aguilar, heredero de la parapolítica y que se quedó con la gobernación de Santander; también, Vicente Blel en Bolívar.

Los 38 nombres fueron cuestionados por una investigación realizada por la Fundación Paz y Reconciliación hace mes y medio.

En departamentos como Chocó, Ariel Palacios, investigado por nexos con paramilitares, en una coalición entre liberales, verdes, conservadores y Colombia Justa Libres llega a la Gobernación de ese departamento.

Luis Alberto Monsalvo Gnecco se quedó por segunda vez con la gobernación del Cesar, con la coalición del Partido de la U, Liberal y Cambio Radical. Según PARES, Monsalvo tiene una investigación abierta desde 2018 en la Contraloría por irregularidades en la ejecución del Plan de Alimentación Escolar.

Apuntan que es un heredero de la parapolítica, ya que es hijo de Cielo Gnecco, prima de Kiko Gómez y miembro del plan Gnecco, quienes según la fundación han construido presuntamente su capital político en relaciones con paramilitares.

Son más los candidatos que llegan a alcaldías y gobernaciones por ser herederos de parapolíticos que por ser investigados directos por nexos con parapolítica. Ello ocurrió en municipios como La Dorada (Caldas), Montería y Montelíbano (Córdoba), Sincelejo (Sucre), Arauca (Arauca), Hatonuevo (La Guajira) y Bello (Antioquia).

Cargando